En Junín prevén adhesión dispar al paro general de gremios contra el Gobierno

En Junín prevén adhesión dispar al paro general de gremios contra el Gobierno
Los trabajadores estatales, camioneros, bancarios y la mayoría de los docentes se sumarán a la jornada de protesta contra las políticas de la gestión kirchnerista. Varios sindicatos no se sumarán al reclamo.
El paro convocado para mañana por sindicalistas opositores, con el fin de hacer notar su rechazo a las políticas laborales del gobierno nacional, tendrá una adhesión dispar de los gremios juninenses.

Hasta ahora, los que anunciaron su apoyo a la medida de fuerza fueron los sectores que representan a los choferes de camiones, los trabajadores estatales, bancarios y los docentes afiliados a la Unión de Educadores Bonaerenses, el espacio que mayor cantidad de maestros aglutina en nuestra ciudad.

Sin embargo, al hallarse fraccionada la CGT, con la línea que encabeza Antonio Caló encolumnada detrás de los preceptos kirchneristas que la que comanda Hugo Moyano en sus antípodas, varios sindicatos se abstendrán de participar en la jornada de protesta.

Respecto de lo que se espera para esta ocasión, el secretario de la CGT Regional Junín, Carlos Pesce, opinó que “va a ser un paro muy dispar porque no se ha bajado línea y está todo muy disperso”.

“Más allá de que nos seguimos reuniendo, charlando, tomando un café, no genera las motivaciones de otras veces porque está muy dividido todo. El comercio no para, ATSA tampoco, la UOCRA tampoco, entonces esto va a profundizar más la interna que otra cosa”, aseveró.

Julio Miguenz, secretario general de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), adelantó que el Hospital Interzonal “Abraham Piñeyro” estará “paralizado” porque interrumpirán sus actividades, al igual que los auxiliares de escuelas (porteros, cocineros, personal de higiene) y los empleados municipales nucleados en el gremio estatal. Para estos últimos se concedió la libertad de que desistan de la huelga y concurran a sus puestos, dado que los municipios les podrían llegar a descontar los 350 pesos que se les abona en el salario en concepto de presentismo.

“Van a ser más de 1.600 los trabajadores que van a estar parando”, anticipó Miguenz.

El dirigente señaló que no se debe hacer una distinción entre gremios pro y contra gobierno. “Estamos reclamando lo que nos corresponde. Sí se pude decir que nos expresamos en rechazo a las políticas económicas, educativas y de seguridad social. Hay otros sindicatos que creen que lo que está haciendo la Presidenta y su equipo de trabajo está bien y están en todo su derecho. Deberán responderle luego a sus afiliados cuando los ven aplaudiendo los discursos que van en contra de la clase trabajadora”, añadió.

Hasta anoche, la decisión de ATE era movilizarse hasta General Rodríguez, ciudad que será foco de uno de los cortes de ruta que se extenderán por todo el país.

DEMOCRACIA también consultó a Miguel Gauna, titular del Sindicato de Choferes de Camiones, y éste confirmó que desde las 00:00 se interrumpirá toda labor vinculada al transporte. Esto quiere decir que no habrá servicio de recolección, y no circularán las unidades del rubro combustibles, de la lechería, correos y demás.

Esa disposición será acompañada con un bloqueo en el cruce de las rutas 7 y 65.

Otro de los que se refirió al tema y lo hizo con tono expectante fue Fabián Cavallotto, presidente de la Federación Agraria Argentina a nivel local, quien indicó que en esta ocasión Junín no será sede de concentración agropecuaria alguna, pero que los productores interesados en manifestarse podrán hacerlo concurriendo a Pergamino o Rufino, que serán los centros de protesta más cercanos.

Cavallotto tomó las declaraciones efectuadas ayer por Eduardo Buzzi, titular de FAA en todo el país, al indicar que “estamos mal y vamos peor".

En tanto, la Federación de Educadores bonaerenses (FEB) se pronunció a favor de la acción de fuerza, por lo que los docentes de Junín representados por la Unión de Educadores Bonaerenses (UDEB) no concurrirán a clases.

Los maestros reclaman la eliminación del impuesto a las ganancias, a pesar del reciente anuncio realizado por la Presidenta que deja afuera de esta carga impositiva al aguinaldo del mes de diciembre, para aquellos que perciben hasta $25 mil mensuales.

También exige equiparar el cobro de las asignaciones familiares ya que “los hijos de los trabajadores deben cobrar asignaciones universales. Ningún hijo vale más que otro”.

Asimismo, se pide al gobierno que la discusión paritaria para el próximo ciclo lectivo no se lleve a cabo al inicio de las clases sino a fin del año en curso.

Comentá la nota