LA JUNTA ELECTORAL DE PETROLEROS RECHAZÓ IMPUGNACIÓN Y CONFIRMÓ A VIDAL EN EL GREMIO

LA JUNTA ELECTORAL DE PETROLEROS RECHAZÓ IMPUGNACIÓN Y CONFIRMÓ A VIDAL EN EL GREMIO
La junta electoral del Sindicato de Petroleros Privados desestimó las presentaciones efectuadas por tres listas sobre impugnación de las mesas 19 y 20 de los comicios del pasado 20 de noviembre; aun queda la definición de la Justicia Federal.
Ante este escenario, existiría cierta preocupación en las filas del Ministerio de Trabajo de Nación por la posibilidad que se lleve a cabo una medida de fuerza en los yacimientos propiciada por los sectores de Juan Carbajal y Juan Barrientos; también se supo que posiblemente el 9 de diciembre se lleve a cabo el acto de asunción de Claudio Vidal y toda la comisión directiva.

La confirmaron la decisión de la Junta Electoral de desestimar las presentaciones solicitando la impugnación de las mesas 19 y 20 de la ciudad de Río Gallegos de los comicios del pasado 20 de noviembre; igualmente los referentes sindicales están a la espera de la resolución de la Justicia Federal.

Asimismo se hizo saber que Jorge Stopiello principal referente del Ministerio de Trabajo en la Junta Electoral habría manifestado a su equipo de trabajo la preocupación ante la posible medida de fuerza que podría iniciarse en las próximas horas con paro total de actividades en los yacimiento por considerar que hubo fraude.

La Junta Electoral, según contestó en la nota a los apoderados, le llamó la atención “que se mencionen conductas tales como engaño, manipulación” cuando “se actuó en todo momento de manera transparente, y en un todo de acuerdo con la totalidad de las listas, consensuando hasta el último detalle”.

La Junta contestó duramente diciendo que “quien busca distorsionar” es la lista demandante, porque la presentación del recibo de sueldo durante las elecciones del 20 de noviembre no fue impuesta por la Junta, sino que fue consensuado entre las listas y la doctora Noemí Rial, viceministra de Trabajo de la Nación.

Y reitera Stopiello que los fiscales pudieron observar los recibos de los votantes, “en todas y cada una de las 20 mesas electorales, sin que haya impedimento alguno en tal sentido por parte de las autoridades de mesa”.

Agregan que los fiscales no dijeron ni una palabra durante las 13 horas que duraron los comicios, y que las actas del escrutinio provisorio “no contienen ningún tipo de observación”, ni pedido de impugnación por parte de ellos “conforme los facultaba el artículo 15 del decreto reglamentario 467/88 de la Ley 23.551”.

“Los fiscales de mesa tuvieron la oportunidad de supervisar el acto desde su inicio hasta su culminación en un todo de acuerdo con la normativa vigente, contando además con la posibilidad de designar fiscales de mesa suplentes, y generales para cada lugar de votación, y contando asimismo con una copia del padrón de mesa que les fuera entregado a cada uno, a los efectos del debido contralor”.

“Dicho de otro modo, esta autoridad garantizó en todo momento a lo largo del proceso el debido control por parte de los fiscales, por lo que resulta de difícil credibilidad que ninguno de los 9 fiscales que tenía cada mesa, sin contar los generales, efectuara ningún tipo de denuncia a lo largo del acto”.

“La revisión del padrón al finalizar el escrutinio resulta por demás extemporánea”, (fuera de tiempo). Y que durante el periodo de tachas e incorporaciones (15 días anteriores a elecciones) los integrantes de las listas tampoco han dicho nada.

“Vale decir, oportunamente solicitaron tachas, y asimismo pidieron incorporaciones, pero jamás mencionaron las desafiliaciones, que ahora pretenden acreditar, resultando asombroso que en 48 horas cuenten con las presuntas pruebas que no contaron a lo largo de los últimos tres meses, a fines de comunicarlo a la Junta para su análisis”.

Luego la Junta menciona que hubo varias entregas de padrones, los provisorios del 30 de setiembre (y que se podía rever hasta el 21 de octubre); también que en agosto las listas ya tenían los padrones en CD, y el 1 de octubre se entregó un nuevo CD y luego el 14 de noviembre otro padrón definitivo, “firmando las partes que dicho padrón quedaba consensuado como definitivo a los fines de la votación”.

Con esto, la Junta quiso alegar que “existieron sobradas oportunidades para efectuar la correspondiente revisión”.

Comentá la nota