Las CGT y las CTA, juntas en una misma mesa

Moyano, Caló, Micheli y Yasky se reunieron ayer con el titular de la OIT

Nunca antes en la última década hubo un gesto sindical tan contundente como el de ayer. Sentados a la misma mesa, los referentes de las cuatro centrales obreras enviaron un mensaje de fortaleza y de unidad. Sucedió apenas un día después de que el Gobierno diera el primer paso oficial en convocar a un gran acuerdo económico y social, con gremios y empresarios.

Reunidos por el presidente de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Guy Ryder, convivieron bajo el mismo techo los jefes de la CGT Hugo Moyano y Antonio Caló, y los de la CTA, Pablo Micheli y Hugo Yasky. De manera unánime, los sectores se mostraron abiertos al eventual "diálogo social" que llamaría próximamente el presidente Mauricio Macri. Pero advirtieron que no tolerarán "paritarias con techo" ni un escenario de ajuste y pérdida del empleo. Y se comprometieron a actuar unidos en caso de que no se cumplan algunos de sus peticiones.

La cumbre sindical, llevada adelante en el Hotel Castelar, se concretó al día siguiente de que Macri exigiera bajar la conflictividad gremial, a la que calificó de "permanente". El mensaje presidencial cerró anteayer la 21» Conferencia de la Unión Industrial. Ante la misma tribuna empresarial, apenas un rato antes que el mandatario, Ryder había disertado sobre el diálogo social.

"El diálogo social debe ser permanente y no oportunista. Es tanto para época de vacas flacas como de vacas gordas", dijo el sindicalista británico, delante del ministro de Trabajo, Jorge Triaca. Ayer, Ryder repitió su mensaje ante los sindicalistas.

Paralelamente al gesto de unidad, la CGT acelera su marcha hacia la reunificación. Mañana, en la sede de Azopardo, se unirá una parte del rompecabezas. En un plenario de secretarios generales, habrá un compromiso de unidad para 2016 entre el moyanismo, "los Gordos" (grandes gremios), los gremios del transporte y el sector denominado independiente, que integran la Uocra y los estatales de UPCN y AySa.

Por el momento, seguirán escindidos los sindicatos del Movimiento de Acción Sindical Argentino, que lidera el taxista Omar Viviani, y los aliados de Luis Barrionuevo en la CGT Azul y Blanca. Se sumarían en 2016. "Por ahora van a demorar su presencia en la instancia de unidad", dijo a LA NACION Gerardo Martínez, líder de la Uocra y uno de los impulsores de la reunificación.

Comentá la nota