La Justicia dice que no tiene fondos y busca frenar reclamos salariales

La Justicia dice que no tiene fondos y busca frenar reclamos salariales
En el primer semestre recibió $5.200.000 menos de lo esperado por coparticipación federal. Sejun se movilizó ayer al TSJ para exigir un incremento y el jueves vuelve al paro.
La Justicia neuquina recibió $5.200.000 menos de lo previsto por coparticipación federal en el primer semestre del año. Si se mantiene la tendencia hasta fin de año, el desfase respecto del presupuesto sería de $9 millones. Lo aseguró la administradora del Poder Judicial Sandra Valle.

Esta situación está íntimamente ligada con el pedido de aumento salarial de los empleados judiciales, ya que desde ese argumento el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) justifica la falta de una oferta salarial para el sector.

Fue en este escenario que el Sindicato de Trabajadores Judiciales de Neuquén (Sejun) se movilizó ayer al mediodía a las puertas del Tribunal para reclamar lo que ordenó la asamblea: un 35% como piso para negociar en la mesa salarial.

En el primer semestre, los judiciales obtuvieron para las cuatro categorías más bajas una recomposición del 21%. El resto, incluidos funcionarios y magistrados, recibió entre el 17% y el 19%.

Valle explicó que, en los últimos años, la Justicia provincial recibió en concepto de coparticipación federal un 10% más de lo presupuestado y que ese excedente era utilizado por el TSJ para los aumentos. La tendencia cambió este año y cada mes llegó menos dinero que, en el acumulado del primer semestre, el desfase entre lo previsto y lo que realmente llegó superó los $5 millones.

Valle estimó que “este año hubo un 2% menos y es un impacto”, por lo que se “complica el incremento salarial”. "La coparticipación se basa en recaudación por IVA y Ganancias. Y en marzo ya vimos que estábamos complicados. Dependemos muchos de las medidas que tome Nación”, sostuvo la administradora del Tribunal.

Sejun vuelve al paro

Frente al crítico diagnóstico de la administradora judicial, Sejun mantiene medidas de fuerza que se intensificarán el jueves, con un paro provincial de 24 horas.

“Nos vemos obligados a salir a la calle porque hay silencio y el TSJ aduce no tener presupuesto. Nos envió una nota diciendo que valora el espacio de diálogo pero que no hay ningún tipo de propuesta. Vamos a seguir en la calle y endureciendo las medidas”, afirmó Marisa Stagnaro, subsecretaria General de Sejun.

Hasta el jueves, una de las medidas es "trabajar a código", lo que significa que cada trabajador realiza sólo las tareas que indica el reglamento para su categoría. “Se produce un colapso en tribunales y se nota que el aparato judicial se mueve con la fuerza de los trabajadores. La Justicia se resiente donde se mueve plata, como el Registro de la Propiedad Inmueble o la Secretaría de Juicios Ejecutivos donde el tribunal pone recursos y dinero para que todo salga rápido. No se preocupan tanto cuando no salen las sentencias en un fuero de familia”, aclaró Stagnaro.

El secretario General del gremio, José Luis Torres, aseguró que “la única respuesta del TSJ es que buscan alternativas. Esperamos que los vocales exijan al Gobierno que el Poder Judicial tenga los recursos suficientes para garantizar el acceso y la transparencia en la Justicia". Es que, para Torres, "el problema no es sólo salarial". "El ciudadano común no tiene respuestas en la Justicia. Hay veces que ni siquiera hay tinta para las impresoras”, dijo.

Comentá la nota