La Justicia ordenó reincorporar a un vigilador despedido por ser sindicalista

Desde la CTA se informó que el Juzgado de Trabajo Nº 2 ordenó a una empresa de Seguridad a reincorporar a un trabajador que había sido despedido por "tener actividad sindical".
Así, celebró que se reconozca también en la Justicia la representación del Sindicato de Vigiladores de Salta (SIVISA), que en más de una ocasión ha denunciado la persecución en contra de aquellos que representan al gremio en las empresas o simplemente "simpatizan".

El fallo de la Justicia fue a favor de Ricardo Agüero, vigilador que fue despedido hace ya varios meses por una empresa de Seguridad por tener actividad sindical, informó la Central trabajadora en un comunicado de prensa.

Se indicó que el fallo exige la reincorporación de Agüero más el pago de los meses caídos desde el momento que fue despedido.

Sostuvieron que el paso logrado en la Justicia tiene su importancia en el hecho de que crea un precedente para los vigiladores de Salta, y su sindicato.

En más de una ocasión desde SIVISA se había sostenido la persecución a los trabajadores que querían adherir al gremio.

De hecho, ya habían sostenido que algunas empresas se ampararon en la Ley provincial 7273, que enmarca el funcionamiento de la Seguridad Privada y establece la prohibición de que las empresas o su personal intervengan "en actividades sindicales o de finalidad política".

La ley, aprobada en 2004, impone esa obligatoriedad más allá que la persona en funciones de esas empresas tenga o no rango militar o policial. No obstante, y pese a ese argumento, las empresas disponían a su vez descuentos de la "cuota sindical" a favor de la Unión de Personal de Seguridad de la República Argentina (UPSRA), que es la que interviene en las paritarias nacionales en las que se dispone el acuerdo salarial.

Comentá la nota