No justifican los despidos en Iruya

El diputado Roberto Poclava (Iruya-PJ) acompaña los reclamos de los municipales cesanteados en los municipios de Isla de Cañas e Iruya.
El legislador sostuvo a Nuevo Diario que "no hay justificativos económicos para que se haya adoptado es medida drástica que deja a varias familias sin ingresos".

Citó que en el caso de Isla de Cañas el municipio percibe de coparticipación más de 300 mil pesos, de los cuales cerca de 150 mil pesos bastan para cubrir los gastos de personal. Además la comuna percibe unos 35 mil pesos más por parte de Vialidad de la Provincia por el mantenimiento de caminos.

El fracaso de las audiencias de conciliación dispuesta por el ministerio de Trabajo y Previsión Social, ante la intransigencia de los intendentes de Iruya Cándido Cruz y de Islas de Cañas, Rafael Quispe, han obligado a los municipales a iniciar un paro por tiempo indeterminado.

Raúl Torres, secretario de Finanzas de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN-seccional Salta) sostuvo que la protesta obedece a la falta de respuesta por parte del Ejecutivo Municipal al aumento salarial y la reincorporación de los 14 cesanteados. Lo propio ocurre con el municipio de Iruya, donde también 14 obreros fueron despedidos.

Poclava en tanto refirió que "el cambio de intendentes ha provocado esta situación, en la que Cruz y Quispe de origen renovador fueron elegidos en la elección del 14 de abril de 2011 representando al Partido de la Victoria.

Adbvirtió que ambos jefes comunales están mal asesorados, ya que tienen el mismo contador y el mismo abogado.“Lo inexplicable es que los intendentes salientes llevaban una buena administración, sin dificultades pagaban en término a sus empleados.", aseveró Poclava. El conlficto espera que se supere la semana próxima.

Comentá la nota