San Justo: Necesitamos Dignidad”

El Sindicato de Trabajadores Municipales de La Matanza (STMLM) realizó el pasado jueves 29 de diciembre la asamblea anual ordinaria para la aprobación de la memoria y balance de la organización.

Al finalizar la asamblea, Juan Carlos Sluga, Secretario General de STMLM, realizó un duro discursos donde no sólo reclamo el fin de la precarización laboral sino que también, comparó al trabajador municipal con los tristemente celebres “Kelpers” (ciudadanos de segunda clase del Imperio Británico).

A continuación y, en exclusiva, un resumen del discurso del titular del gremio municipal, Juan Carlos Sluga.

“Hoy rendimos examen ante nuestros compañeros municipales y, lo hacemos, imbuidos de la satisfacción del deber cumplido porque creemos que gracias al sacrificio, la unidad y la organización de todos los municipales, hemos constituido un gremio que es ejemplo y es orgullo dentro de todo el movimiento obrero organizado” afirmó Sluga y agregó que “Realmente, cada año, es más difícil mantener todo lo que hemos construido y acrecentado.

El Secretario general del STMLM afirmó que “Cada uno de nosotros sabe que nuestra organización está junto a los compañeros, cualquiera sea el problema y cualquiera sea la necesidad que ellos tengan y, está, porque ese es el espíritu y ese es el objetivo de nuestra organización. Porque cuando actuamos así, nos sentimos con la satisfacción del deber cumplido, porque hemos aportado soluciones concretas a problemas concretos” y añadió que “Debemos hacerle saber, hacerle entender o comprender, a cada compañero municipal que el sindicato tiene un solo objetivo: mejorar la calidad de vida de cada uno de los 5000 compañeros afiliados a nuestra organización sindical”.

“Nosotros, hoy en día, cómo todos los municipales de la República Argentina, tenemos problemas estructurales” sostuvo el gremialista y explicó que “Problemas que realmente los vencemos o vamos a pasar situaciones muy difíciles en nuestro futuro”.

Juan C. Sluga expuso que “Los municipales, somos unos de los pocos gremios en la república Argentina que no puede discutir sus salarios en paritarias. Nosotros somos los únicos que en la República Argentina que nos pagan menos por salaria familiar, como si nuestros hijos valiesen menos que los hijos de los demás” y añadió que “Nosotros el único gremio de la provincia de Buenos Aires que le afecta la ley 11757, que es una ley nefasta, que fue promulgada y decretada, en los años más oscuros de los últimos 30 años para el movimiento obrero, que fue la década de los ’90” y afirmó que “Cuando vemos que al resto de nuestros hermanos trabajadores han logrado superar esas leyes nefastas, nosotros la tenemos que seguir soportando y la tenemos que seguir aguantando, más allá que la Argentina ha cambiado. Pero ha cambiado para el resto, no ha cambiado para nosotros”.

El titular del STMLM aseguró que “Nosotros debemos luchar, para que esos derechos que realmente nos corresponde sean una realidad, para que todos los municipales dejemos de ser Kelpers en la República Argentina, para transformarnos en ciudadanos y trabajadores de primera; porque los municipales somos los que hacemos las tareas más difíciles, somos los que estamos más cerca de cada uno de nuestros vecinos, fundamentalmente, con lo más humildes, porque los que van a los hospitales, quienes van a las guarderías, quienes van a los centros de atención primaria son los ciudadanos matanceros que tienen más necesidades” y sostuvo que “Cuando hay un ciudadano matancero que tiene una necesidad, hay un compañero municipal que esta al lado, a veces sin recursos materiales y sin ayuda, pero que le pone el hombro, le pone el corazón para solucionarle los problemas a esos vecinos nuestros”

“También hay otros problemas estructurales” expuso Sluga y explicó que “Los compañeros que están en las cooperativas, hacen el trabajo que tendrían que hacer los trabajadores municipales. Realmente eso a nosotros nos provoca un profundo dolor y una profunda indignación; porque si la municipalidad necesita gente para atender a esa necesidad de los vecinos, que los tome, pero que los tome en blanco como corresponde y no, que les pague una miseria, que destruya el trabajo municipal y que sólo haga clientelismo político” y aseveró qué “Otros de los temas pendiente que tenemos, es la precarización del empleo, cuando vemos que hay sanciones para las empresas privadas porque tiene trabajadores en negro, cuando vemos las propagandas televisivas donde el estado nacional denuncia el trabajo en negro, cuando los funcionarios se jactan de que ha disminuido el trabajo en negro, es el propio estado que tiene más empleados en negro y no le da al trabajador el primer derecho que debe tener, que es el derecho a la estabilidad” y enfáticamente agregó que “Si los municipales no tenemos derecho a la estabilidad, no tenemos ningún derecho compañeros”

“Nosotros, más allá que seamos planta permanente, tenemos que luchar para que todos los compañeros municipales sean de planta permanente” ratificó el gremialista y agrego que “Porque no sólo estamos luchando por esos compañeros, no sólo estamos luchando por la justicia social sino, también, estamos defendiendo nuestro futuro, porque sin planta permanente no tenemos futuro y ni siquiera, vamos a tener caja jubilatoria” y expresó que “El otro tema que debemos defender es la carrera municipal, porque para los nombramientos políticos el municipio anda en formula 1, pero para los nombramientos de la carrera municipal ni llegamos andar en carreta”.

Para finalizar, Juan Carlos Sluga afirmó que “Estos tres puntos creo que deben ser convocantes, para la unidad y para que trabajemos todos juntos; es hora de dejar de lado nuestras diferencias, nuestros pensamientos distintos, para trabajar por algo mucha más importante, porque el trabajador necesita ganar un buen sueldo, pero principalmente, necesita dignidad” y agregó que “Si fuimos capaces de construir este gremio entre todos, es que somos capaces y estamos preparados para hacer grandes cosas. Este debe ser un punto de partida para construir un sindicato que nos siga llenando de orgullo, porque cuando hay ganas y voluntad se pueden hacer muchas cosas”.

Comentá la nota