Lamberto dijo que la usina siempre tuvo la custodia policial reclamada

Lamberto dijo que la usina siempre tuvo la custodia policial reclamada
El ministro de Seguridad refutó acusaciones del titular de la UTE que trabaja en la planta. Dijo que el desalojo se hizo allí pacíficamente gracias al accionar policial. Y le reprochó a la empresa la decisión de incorporar personal a sólo 24 horas de que cesara la toma.
El ministro de Seguridad, Raúl Lamberto, rechazó hoy el planteo que realizó ayer el titular de la UTE Isolux - Iecsa, Juan Carlos de Goycoechea, en el que reclamaba a la provincia una respuesta frente al conflicto suscitado esta semana en la usina termoeléctrica que se construye en el Parque Industrial de Sauce Viejo.

“Yo, personalmente, rechazo por inexactas las aseveraciones de un señor Goycoechea que se define como titular de la UTE”, dijo esta mañana el funcionario, ante la consulta de El Litoral. El empresario, también en diálogo con este diario, contó que había hablado al menos un par de veces con el gobernador Antonio Bonfatti, y reclamado presencia policial al Ministerio de Seguridad, a fin de garantizar condiciones mínimas para el normal funcionamiento de la usina, y para evitar los hechos violentos que finalmente terminó protagonizando la Uocra con un saldo de casi veinte heridos. “Desde que empezó la toma (de parte del gremio de la construcción) estamos pidiendo que vaya la policía, y la policía nunca fue”, había dicho Goycoechea.

“Primero -retrucó esta mañana Lamberto-, el Ministerio de Seguridad, el gobierno y la policía garantizaron la recuperación de la sede gremial de la calle Ituzaingó, de la obra social y de un edificio de calle Rivadavia. Y sin el uso de la fuerza y en forma pacífica, se desalojó el día jueves con la presencia de más de 150 efectivos, al sector que estaba ocupando la usina”.

El ministro dijo, además, que “se dejó en el predio de la usina a personal de la Guardia de Infantería, que estuvo en todo momento, que nunca se retiró. O sea -insistió Lamberto- que en ningún momento el predio de la usina fue dejado sin policías. Muy por el contrario, fue custodiado y en ningún momento fue tomado por nadie externo a la fábrica.

Inconsulta

Lamberto presidió esta mañana el acto por el 149º aniversario de la creación de la Policía de la provincia de Santa Fe. Antes de que comenzara la ceremonia y ante la consulta de El Litoral, se refirió -visiblemente molesto- a la situación de Sauce Viejo. Después de defender el accionar policial, aseveró que “la usina operó sin ningún inconveniente durante todo el día viernes”, y paralelamente, cuestionó la decisión de la UTE de volver a tomar personal apenas 24 horas después de que se produjera la toma de la planta.

“Creo que en un acto muy cuestionable, sabiendo que se venía de un conflicto, la empresa fuera de la usina convocó a inscribir (para la toma de nuevo personal), en un lugar donde solamente hay cambiadores y un contendor. En ese lugar, contrató a dos (policías) adicionales que evidentemente resultaron a todas luces insuficientes. Esto lo hizo en forma inconsulta, sin avisar a la policía ni al Ministerio, y sin avisar a la Justicia”, dijo el ministro, y una vez más, justificó el trabajo policial. “Nuestra obligación de custodiar el predio fue realizada en todo momento de acuerdo con las órdenes recibidas, por disposición de la policía y de la Justicia, y hubo un equipo de Guardia de Infantería que garantizó en todo momento que dentro de lo que era el predio de la usina no hubiera ningún tipo de conflicto”, sentenció.

—¿También se equivocó Enarsa cuando pidió mayores garantías para poder poner en funcionamiento nuevamente la usina?

—Nosotros hemos garantizado que la usina estuviese sin ningún ocupante a partir del momento que recibimos la orden de desalojar de parte de la Justicia interviniente. Desde ese momento, la usina operó con total normalidad. El conflicto que se suscitó, se generó en la administración por una decisión de la propia empresa que decidió incorporar gente sin tomar los recaudos y sin avisar al Ministerio de Seguridad y a la Justicia, que iban a hacer eso al día siguiente. Era altamente inconveniente realizar la incorporación de gente al día siguiente de que la usina había sido tomada, y cuando hay un conflicto gremial de manifiesta conflictividad que se viene planteando y que es reconocido por la propia empresa desde hace varios meses.

Repudio

La Cámara Argentina de la Construcción repudió los incidentes producidos en Sauce Viejo “donde un grupo de trabajadores fue agredido brutalmente en el marco de las obras que se están realizando en la Central Térmica Brigadier López”.

Se afirma que “las autoridades nacionales de la Cámara están realmente preocupadas por la situación que se vive desde hace más de tres meses, que impide que avancen las obras y que hoy ha derivado en esta situación insostenible de agresión física hacia los trabajadores abocados al proyecto”.

Piden a las autoridades provinciales que intervengan en la zona para asegurar el normal desenvolvimiento de las tareas que permitan el avance de las obras y sobre todo la seguridad de los trabajadores.

Comentá la nota