Lancheros de Encarnación acusan a Yacyretá por discriminación

Lancheros de Encarnación acusan a Yacyretá por discriminación

ENCARNACIÓN (Especial). Los daños colaterales que Yacyretá causó, continúan. Agenciahoy accedió a documentación exclusiva que prueba que la Entidad Binacional Yacyretá afectó con la realización de obras el negocio que desarrollaba la Cooperativa Multiactiva “San Roque González Limitada”, que era la encargada de usufructuar el servicio de lanchas Encarnación – Posadas. 

Según expresa la documentación desde comienzos de 2009 el servicio de lanchas Encarnación- Posadas debió suspenderse de manera intempestiva por las obras desarrolladas por la EBY. Y como una política constante de los directivos de Yacyretá, tanto de lado argentino como el paraguayo, nunca dieron explicaciones de porque tuvo que suspenderse el servicio que brindaba la cooperativa. Ni hablar de indemnizar a las familias que se vieron afectadas por este accionar. 

Varias misivas fueron dirigidas a la EBY, pero además, en la era Lugo, la cooperativa envió notas al propio presidente destituido del Paraguay. Comunicaciones que nunca fueron respondidas. 

Cabe destacar que los denominados lancheros de Encarnación, fueron los pioneros del transporte de pasajeros entre ambas fronteras; actividad que se inicio prácticamente al finalizar la Guerra del Chaco, llevándose a cabo en las primera épocas con canoas de construcción casera, para ir creciendo hasta llegar a ser una empresa ajustada a las exigencias nacionales e internacionales para brindar comodidad, buen ambiente y seguridad. Además esta actividad fue y es fundamental para el desarrollo económico de las ciudades fronterizas (Encarnación y Posadas). 

Destacaron además desde San Roque Limitada manifestaron que: “esta actividad se inició como una tarea familiar en la que estaban involucradas varias familias y que concluyó en una cooperativa, que lleva prácticamente tres generaciones de genuinos encarnacenos trabajando y dando trabajo”. 

En este sentido agregaron que: “estamos relegados a soportar una situación que supera todo límite, con socios de avanzada edad, la mayoría octogenarios, enfermos y sin posibilidad de retomar otra actividad para el sustento diario. Las unidades de transportes totalmente deterioradas e incapaces de seguir realizando el cruce del río con las nuevas condiciones de navegación, para lo cual se precisa de nuevas unidades y con otras características técnicas debido al caudal actual del Paraná. En cuanto a los empleados, en la terrible espera de cobrar sus haberes y sin cobertura social… y así una cadena interminable de situaciones que se siguen dando a raíz de la nefasta situación”, finalizaron. 

Los representantes y familiares de la Cooperativa, buscan respuestas hace más de seis años, pero hasta el momento solo han encontrado omisión y discriminación. 

Comentá la nota