La CGT de Lanús y Avellaneda repudió la intervención judicial en el reclamo de la textil "Cristina"

La CGT de Lanús y Avellaneda repudió la intervención judicial en el reclamo de la textil "Cristina"
La Confederación General del Trabajo (CGT) de Lanús y Avellaneda repudió, a través de un comunicado, la detención, por parte de la Justicia, de dirigentes y empleados que realizaron un reclamo gremial llevado a cabo por el Sindicato de Trabajadores de Comercio de Lanús-Avellaneda (SECLA) y trabajadores de la empresa textil “Cristina”.
Mariel Daner, empleada de la textil y afiliada al SECLA, fue despedida el 7 de marzo. “Me presenté normalmente a trabajar y me dijeron verbalmente que estaba despedida. Me lo dijo el mismo dueño, Miguel Ángel Beltrán. No me dio ningún motivo”, le contó al diario La Tercera.

Este despido se dio en el marco del conflicto gremial que, desde hace unas semanas, mantiene la textil “Cristina” con los trabajadores de la empresa. La protesta comenzó con el objetivo de reclamar por el despido de otra empleada, Miriam Alba, delegada gremial del SECLA, quien el 9 de febrero fue echada de palabra.

Los días próximos al hecho, Alba intentó ingresar a su lugar de trabajo pero le fue imposible. Finalmente, el 15 de febrero, llegó a su domicilio la notificación de la empresa; allí comenzó el reclamo sindical.

Desde entonces, el local se encontraba bloqueado por parte de referentes del gremio a la espera de una respuesta por la misma empresa. El Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires citó a las partes y dictó conciliación obligatoria. De esta manera, se logró de palabra la reincorporación de Alba.

Sin embargo, Gustavo Fernández, de Asuntos Laborales del gremio, expresó que “no respetan la conciliación porque Miriam no fue reincorporada, y encima echan a Mariel, otra compañera. Ella había participado en las protestas para reincorporar a Alba. Ellos dijeron que no las querían adentro. Ahora iremos a ver al ministro de Trabajo y meteremos un Recurso de Amparo ante Justicia”.

En este marco, la CGT de Lanús y Avellaneda acusó a la empresa de desconocer el dictamen de conciliación obligatoria emitido por el Ministerio de Trabajo y repudió la intervención de la fiscalía criminal en un reclamo sindical.

Comentá la nota