Larrañaga y los pedidos sindicales: "Hay que ubicarse"

El intendente de la ciudad de Santa Rosa, Luis Larrañaga, cerró filas con el gobernador Oscar Jorge ante el aumento salarial reclamado por los gremios estatales.
"Estamos de acuerdo en que todo reclamo tiene su validez y es totalmente lícito y la función de los gremios es trabajar por los beneficios de los empleados, no solo por la parte salarial. Pero a ello, como gestión municipal, tenemos que ser prudentes y si bien estamos de acuerdo con estos reclamos que apuestan al mejoramiento de nuestros trabajadores, que son quienes nos acompañan en la gestión permanentemente, hay que ubicarse en cuanto a la situación no solo de la ciudad y de la Provincia, sino también del país".

La nueva reunión entre gremios y representantes del gobierno provincial concluyó en la tarde del miércoles con la negativa sindical a la propuesta del 4 por ciento de aumento y sin una contrapropuesta oficial.

Jorge manifestó que no puede aumentar más del 24% en todo el año (20% en el primer semestre y otro 4% en el segundo), en tanto que los gremios reclamaron un 35%.

El intendente enfatizó en apelar a la mesura y al diálogo permanente. "Los gremios conocen los números porque el Gobernador los ha dado a conocer, por ello deben saber tirar hasta donde el hilo no se corte", ejemplificó.

El secretario de Hacienda de la municipalidad, Miguel de Elorriaga, dijo que si aumentaran un 15% los salarios, como piden los sindicalistas, tendría un costo mensual de 1.200.000 pesos adicionales respecto de lo que corresponde a los salarios básicos (con horas extras, se iría a 1,5 millón).

Comentá la nota