Larreta apelará un fallo que lo obliga a reconocer a los metrodelegados

Larreta apelará un fallo que lo obliga a reconocer a los metrodelegados

El Gobierno porteño recibió un revés en su estrategia de confrontación con los Metrodelegados, con los que rechaza discutir paritarias. La malla de contención elaborada a medida de la Casa Rosada para evitar un acuerdo por encima del techo de 15%, comenzó a ceder con un fallo judicial que le ordena reanudar negociaciones con Sbase, Metrovías, UTA y este sindicato.

Pero tras una reunión celebrada anoche en Parque Patricios, el Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, decidió impugnar la instrucción del juez de primera instancia en lo Contencioso, Administrativo y Tributario, Roberto Gallardo, que ordenó rearmar la mesa paritaria y detener las medidas de fuerza.

En el PRO cayó muy mal el fallo de Gallardo, un magistrado tildado de "kirchnerista" y con un historial de medidas contra el Ejecutivo porteño que data de años y que se acentuó durante los ocho años de gestión macrista. La instrucción también golpea a la concesionaria, Metrovías, conminada a dejar sin efecto 194 suspensiones contra huelguistas y tres despidos contra trabajadores con tutela gremial.

Gallardo incluso decidió poner un "bozal legal" a los funcionarios porteños: les ordenó que se "abstengan de efectuar declaraciones que tergiversen los contenidos de normas o fallos en relación al conflicto con la Agtsyp". En sus justificaciones, difundidas por el sitio Ijudicial.gob.ar, consideró "desatinados" los dichos del jefe de gabinete, Felipe Miguel, y el ministro de Desarrollo Urbano y Transporte, Franco Moccia, sobre la legalidad del reclamo sindical.

Ocurre que la Corte Suprema dejó firme un fallo que suspende la personería gremial de Metrodelegados, el gremio que representa a la mayoría de los trabajadores no jerárquicos del subte. Siendo así, la Ciudad ha declarado públicamente contra la Agtsyp como si fuera una asociación cuasi ilegal. Pero de ser así, Metrovías no habría tenido impedimento para despedir delegados que, precisamente, tienen "tutela gremial".

"El fallo de Gallardo es jurídicamente indefendible: nos obliga a incumplir la ley de asociaciones sindicales, el fallo de la Cámara Laboral y de la Corte Suprema contra un gremio sin personería", redoblaron desde Parque Patricios. Por ahora, Larreta solo oye la sentencia de la Corte Suprema.

Coment� la nota