Lentas negociaciones salariales de UPCN con los intendentes

Concluida la negociación salarial con el Gobierno, que arrojó un acuerdo considerado muy positivo por los gremialistas, las tratativas por los aumentos en los municipios no están corriendo la misma suerte.
Las negociaciones con los intendentes “están muy lentas y nos preocupan los plazos, ya que si no cerramos rápido vamos a tener que pedir la liquidación en planillas complementarias”, dijo el secretario gremial de la UPCN (Unión Personal Civil de la Nación), Enrique Funes.

Las negociaciones salariales son de todo tipo y van por varias formas de pago pero la más sorprendente el caso de Zonda, donde “el intendente (Monla) ofrece como aumento salarial, una suma fija en negro y aduce que no es necesario pagar aportes jubilatorios porque dice que para que pagarlos si después nadie sabe cuánto le van a pagar”, dijo sorprendido el sindicalista.

Funes relató que “fuimos a hablar y nos salió con una suma fija totalmente en negro, exhibiendo una mentalidad de hace 50 años, porque no contempla los beneficios sociales de los trabajadores ni le importan los aportes y contribuciones que mantienen el sistema se asistencia social”.

Para Funes, “parece una mentira que ofrezcan una suma fija, cuando los funcionarios de Zonda y los concejales se han enganchado en sus sueldos con el Ministerio de Gobierno”, lo que los ha llevado a ser los funcionarios municipales mejor pagos de la provincia.

En pocas palabras “nos dicen que no alcanza la plata, pero es el municipio donde mas ganan los funcionarios”, dijo Funes para agregar que “parece que la vida nos cambia de repente”.

Con la nueva gestión de Monla en Zonda, el gremio estatal ya mantuvo una dura disputa por el 60 personas que estaban contratadas “que fueron dejadas en la calle y que tuvimos que llegar hasta la Subsecretaria de Trabajo para solucionarlo”.

Ahora, el desafío sindical es hacerle ver a las autoridades municipales que los trabajadores necesitan un aumento en los sueldos básicos, porque así se disparan aumentos en adicionales particulares como por ejemplo la antigüedad, algo que no ocurre cuando se otorgan cifras no remunerativas y no bonificables, que no importan aportes a la seguridad social.

La negociación salarial solo ha tenido eco en un departamento: “Sólo arreglamos con el municipio de Ullum que va a liquidar el 25% de aumento”.

Otros mejor

Pero la sorprendente situación que se da en Zonda, no es la generalidad de los casos, ya que según informó el sindicalista, en el departamento Sarmiento habrá un aumento del 23% más un re-escalafonamiento “que mejorará aún mas los ingresos”, en tanto que con Chimbas, con quien están en una conciliación en Subsecretaría de Trabajo, el acuerdo está cercano al 25%, hay negociaciones en busca de avances en Rivadavia y en la Capital y aunque falta concretar una reunión con Juan Carlos Gioja de Rawson, ya se sabe que el intendente tomó la decisión política de otorgar el 25% de aumento a todo el personal, incluidos los contratados.

Comentá la nota