Lescano ya tiene sucesor en Luz y Fuerza

Lescano ya tiene sucesor en Luz y Fuerza
Se trata de Rafael Mancuso, número dos y ex titular de la obra social del sindicato. Lo ratificarían esta semana.
Todo parece indicar que la sucesión de Oscar Lescano, histórico dirigente de Luz y Fuerza, recientemente fallecido, ya está encaminada. Según anticiparon desde el propio gremio, su lugar será ocupado por el sindicalista Rafael Mancuso, quien hasta el momento se desempeñaba como subsecretario general de la seccional Capital –virtual número dos–, y tiempo atrás estuvo a cargo de la administración de la Obra Social de los Trabajadores de Energía Eléctrica (OSTEE). Su designación se formalizará en los próximos días, luego de haber sido ratificada durante las reuniones de consejo directivo y cuerpo de delegados que tuvieron lugar la semana pasada, y su mandato se extenderá hasta fines del próximo año. Dentro de Luz y Fuerza, la trayectoria de Mancuso se remite a la década del sesenta, cuando compartió filas con el legendario Oscar Smith, secretario general asesinado durante la última dictadura cívico-militar. De hecho, el nombre de los dos dirigentes aparece rubricando el convenio colectivo de los trabajadores del sector eléctrico firmado el 19 de junio de 1975 para los trabajadores de SEGBA e Ítalo.

La principal incógnita pasa por saber cuál será el encuadramiento del gremio bajo la nueva conducción y, particularmente, cuál será su ubicación en el tablero electoral, donde Luz y Fuerza –uno de los más importantes gremios de servicios– estaba virtualmente alejado tanto del espacio de Hugo Moyano como del de Antonio Caló. Lescano falleció el 9 de septiembre pasado, tras casi tres décadas al frente del gremio de trabajadores de la energía eléctrica. Integrante del denominado grupo de los "Gordos", junto con Comercio y Sanidad, por la gran cantidad de afiliados que representa. Lescano había sido uno de los impulsores de la impugnación del proceso electoral que terminó por invalidar la elección de Hugo Moyano al frente de la CGT. Consolidado el escenario de fractura en la central obrera, participó en el armado de la CGT que conduce el metalúrgico Antonio Caló, donde ocupaba un lugar en el consejo directivo y era uno de los dirigentes de consulta que integraba la denominada "mesa chica", grupo de dirigentes que concentra la discusión y el debate de los principales temas de la agenda sindical. Crítico del gobierno, Lescano se había alejado en los últimos meses de la central obrera, distancia que fundamentaba en la falta de respuestas a los reclamos gremiales, y hasta especulaba con una posible reunificación con la CGT que lidera Hugo Moyano.

"Por ahora, no va a haber ningún cambio", anticipó una fuente del gremio ante una consulta efectuada por este diario. «

Coment� la nota