Levantan un paro en la industria química

Por un conflicto entre Petrobras y el sindicato del sector, estuvieron inactivas una semana unas 40 plantas en la zona de Zárate y Campana y en Gualeguaychú; la firma aceptó finalmente aplicar un convenio que cuestionaba
Después de siete días en que cerca de 40 empresas de la industria química, ubicadas en la zona de las ciudades de Zárate y Campana, se mantuvieron paralizadas, se destrabó finalmente anoche un conflicto entre el Sindicato de Industrias Químicas y Petroquímicas de esa zona y la firma Petrobras. El problema se había originado por la falta de aplicación, sólo en esta firma, del acuerdo salarial firmado en 2012. Sin embargo, la entidad gremial había extendido la medida de fuerza "en solidaridad" a las otras plantas de esa rama fabril.

Con lo resuelto ayer entre Petrobras y el sindicato, durante una reunión en el Ministerio de Trabajo, la producción deberá retomarse hoy, a partir de la hora de inicio del primer turno de trabajo.

Del encuentro en la cartera laboral participaron el jefe de asesores de Trabajo, Norberto Ciaravino, y la secretaria de Trabajo, Noemí Rial. Según el texto del acta, Petrobras se comprometió a cumplir con el acuerdo paritario que había originado el conflicto. Al cierre de esta edición, en una asamblea los trabajadores aprobaron el acuerdo.

El acuerdo señala que la compañía aplicará el acuerdo sectorial de 2012, que había dispuesto un incremento salarial de 22 por ciento. Los aumentos se aplicarán a partir de julio próximo, en tanto que los montos que surjan de calcular esa suba en forma retroactiva, por el período de abril de 2012 a junio de este año, se abonarán en cinco cuotas, entre el mes próximo y marzo de 2014.

Además, la petrolera accedió a dar marcha atrás con el despido de cuatro trabajadores. Como ya había depositado la liquidación final surgida de esas relaciones laborales, se dispuso ahora que ese dinero se tomará a cuenta de haberes futuros.

Aunque el conflicto fue en la firma Petrobras, todas las compañías del polo químico de la zona de Zárate y Campana, y también empresas del Parque Industrial de Gualeguaychú se vieron afectadas. "La medida de fuerza incluyó piquetes que no permitían la entrada de trabajadores ni de materia prima, ni la salida de mercaderías", relató una fuente del sector empresario. La situación, agregó, comenzó a provocar desabastecimiento de productos, muchos de los cuales son insumos de otras compañías.

En el caso de Petrobras, la planta de Zárate elabora poliestireno y láminas de poliestireno. Por la paralización de actividades también se vieron afectadas, entre otras, las plantas de Praxair, Bayer, Air Liquid, Carboclor, DAK Americas, Dow, Lanxess, Monsanto, Clariant, y Agrofina.

El viernes pasado, el Ministerio de Trabajo ya había tomado intervención con el dictado de una medida de conciliación obligatoria, pero la medida no fue acatada y las actividades no se reanudaron.

El inicio del conflicto fue el 31 de mayo, aunque días después se extendió y afectó a toda la actividad de la industria química de esa zona del norte bonaerense. No es, en rigor, la primera vez que se da una situación de características similares. En marzo de 2011 hubo 28 plantas con su actividad paralizada, por un conflicto que también se centró en la firma Petrobras y tuvo su origen en la aplicación de mejoras salariales.

Hace poco menos de un mes, la petrolera brasileña había estado en el centro de la escena, cuando se frustró la compra de las operaciones locales por parte del grupo Indalo, del empresario kirchnerista Cristóbal López, también dueño de la petrolera Oil Combustibles.

La operación estaba casi cerrada, pero cuando trascendió en los medios, la presidenta de la firma brasileña, Maria das Gracas Foster, afirmó que aún no se había tomado una decisión sobre las operaciones en la Argentina y al menos por el momento la venta se detuvo.

TODA UNA ZONA AFECTADA

Conflicto

El sindicato denunció la falta de aplicación, en Petrobras, del acuerdo salarial que se había firmado para el sector de la industria química en 2012

Paro

En solidaridad con los trabajadores de la firma brasileña, el sindicato dispuso paralizar la actividad en todas las plantas químicas de la zona de Zárate y Campana

Resolución

Tras siete días sin actividad, anoche se firmó un acta de acuerdo. Para hoy a la madrugada está prevista la reanudación de la producción en las fábricas, que sumaron pérdidas

Comentá la nota