Levantan el paro en el tren Sarmiento

Levantan el paro en el tren Sarmiento
El Gobierno les prometió a los trabajadores que tendrán depositados los sueldos mañana, por lo que decidieron levantar la medida. El servicio se reestablecerá alrededor de las 15. Más temprano, estuvo interrumpido un ramal de la línea Mitre.
Tras una mañana complicada por un paro sorpresivo, los usuarios del Sarmiento podrán regresar a sus casas en tren. Los trabajadores, que habían lanzado la protesta en reclamo por el pago de los salarios de octubre, levantaron esta tarde la medida iniciada a la medianoche. Durante dos horas se sumaron al paro los ferroviarios del ramal Tigre del ferrocarril Mitre, que cerca de las 11 reanudó el servicio, aunque con demoras.

Rubén “Pollo” Sobrero, delegado de la línea que une Once con Moreno, anunció el levantamiento de la medida poco antes de las 14. La decisión fue tomada en el marco de una asamblea en la que, dijo, se discutió la oferta del Gobierno de depositar el dinero de los sueldos mañana por la tarde. “Se mejoró muchísimo la propuesta. De no cobrar, o cobrar el jueves, pasamos a cobrar mañana”, explicó el dirigente, que el servicio “para la hora pico ya estará normalizado”.

Desde el Ministerio del Interior y Transporte desmintieron que el Gobierno haya realizado una propuesta a los trabajadores e indicaron que el Estado nacional pagará los salarios "dentro del marco legal", en el quinto día hábil del mes, que se cumple mañana. Los sueldos tendrán un aumento del 24% retroactivo a marzo, tal como se había acordado.

La medida de fuerza afectó un gran número de pasajeros, que debieron optar por otros medios de transporte para llegar a sus destinos. A diario, unas 300.000 personas usan el servicio del Sarmiento. Desde la cartera que conduce Florencio Randazzo pusieron a disposición de los pasajeros colectivos para movilizarse en las principales estaciones del Oeste, como Ramos Mejía, Haedo, Morón o Merlo. Pero los transportes no daban abasto y hubo largas colas en las paradas de colectivos.

Los trabajadores iniciaron la protesta a la medianoche y la extendieron hasta las 14. Según explicaba Sobrero a Clarín esta mañana, se trató de “una ‘retención de tareas’, una forma de protesta legal que puede realizar el trabajador si no le depositan su salario. Esto significa que nos presentamos en nuestros puestos, pero los trenes no salen. Si a vos no te pagan, no te pueden sancionar”. Pese a que el dirigente gremial tiene una lista propia, la protesta estuvo avalada por la Unión Ferroviaria, que acusó a las empresas que administran el servicio de "desprolijidades" en el pago de los salarios.

La protesta generó fuertes críticas del Ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, quien acusó a los trabajadores de "irresponsables".

Comentá la nota