Se levantó el paro de colectivos, pero miles de pasajeros seguían varados anoche en Santiago

Trabajadores enrolados en la Unión Tranviarios Automotor (UTA) decidieron levantar ayer a las 16 el paro que afectó durante varias horas la salida de micros de larga distancia, luego de la intervención del Ministerio de Trabajo en el conflicto salarial con las empresas del sector.
Publicado el 20/07/2012 - Sin embargo, anoche, al cierre de esta edición, en la Terminal de Ómnibus local cientos de santiagueños y turistas aún no podían viajar y estaban varados a la espera de la llegada de los colectivos que reiniciaron el servicio con retrasos en las salidas y cambios de horarios, lo que ocasionó el malestar de los viajantes.

La medida de fuerza, que comenzó a la medianoche de este jueves obligó a muchos pasajeros a cambiar la fecha de sus pasajes, mientras que otros optaron por el reintegro de su dinero invertido en el boleto, hasta tanto no se aseguraran del desenlace del conflicto.

Cerca del mediodía, la terminal quedó prácticamente desolada en el sector de las plataformas a las que arriban los colectivos de larga distancia, luego de esperar respuestas durante varias horas.

Para entonces, en las boleterías ya se había suspendido la venta de pasajes para la jornada de ayer, aunque sí lo hacían para los días venideros.

Acuerdo

Por su parte, el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, destacó que el paro se levantó a partir de una resolución ministerial “después de la intransigencia de ambas partes, teniendo en cuenta que se estaba afectando intempestivamente a todos los usuarios, algo que no podía continuar”.

“El Ministerio sacó una resolución para habilitar el carácter remunerativo del aumento”, señaló Tomada.

El gremio exigía una suba del 24 por ciento retroactivo al primero de enero, pero las empresas habían argumentado que sólo podían pagar ese incremento si no era remunerativo.

Según explicó Tomada, tras la negociación y la intervención del Ministerio finalmente el aumento será de 22 por ciento y remunerativo.

“La Presidenta (Cristina Kirchner) dio expresas indicaciones para resolver el conflicto, que de esta forma se normaliza en relación al aumento salarial del 2012, con un aumento del 22 por ciento, que será remunerativo”, explicó Tomada.

Del otro lado, el vocero de la UTA, Mario Calegari, confirmó el levantamiento de la medida y culpó por el paro al sector empresario que “‘no discute en forma seria”.

“De parte de la UTA, si el sector empresario cumple no habrá nuevas medidas. El problema nuestro son los empresarios, que no discuten en forma seria y que después de seis meses de discusión nos han llevado a hacer una medida de fuerza”, explicó.

Y agregó: “Si ellos no la cumplen serán sancionados porque es una resolución del Ministerio de Trabajo”.

Más temprano, el Gobierno nacional había anunciado que multaría a las empresas por la parálisis del servicio por el conflicto con los choferes.

“El paro de transporte público de pasajeros de larga distancia es una verdadera vergüenza, porque toman de rehenes a miles y miles de argentinos”, había afirmado el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo.

El ministro afirmó en conferencia de prensa que solicitó que se aplique la “mayor multa posible” a las empresas de transporte.

Según explicó también el subgerente de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT), Alejandro Rusconi, advirtió que las empresas de ómnibus “están obligadas a prestar servicio”, más allá de las medidas de fuerzas gremiales que puedan ocasionarse.

Rusconi comentó que se realizaron inspecciones para determinar las faltas en las que se incurrieron tras la adopción del paro.l

Comentá la nota