UTA levantó el paro y se sienta de nuevo a negociar salarios

Los choferes tenían previsto parar hoy, pero dieron marcha atrás. Mañana van a Capital Federal a tratar de definir la paritaria del interior.
Un nuevo llamado de la conducción de UTA nacional a los secretarios generales del interior del país, para intentar acordar la pauta salarial correspondiente a esas jurisdicciones, movió ayer a los choferes urbanos de Córdoba a levantar el paro por 24 horas que habían anunciado para hoy.

El titular de UTA Córdoba, Alfredo Peñaloza, se reunirá mañana a la mañana con el secretario nacional de ese sindicato, Roberto Fernández, para definir cómo se traslada al interior el incremento salarial del 18 por ciento que días atrás se cerró para los trabajadores de la Capital Federal y el área metropolitana.

Los choferes cordobeses rechazan ese incremento, por considerarlo insuficiente y lejano a sus expectativas, y reivindican un piso de aumento del 25 por ciento (es el porcentaje que lograron en 2011).

En la práctica, la reunión de mañana está lejos de zanjar el conflicto y la amenaza latente de paro en el transporte urbano de Córdoba. Por ahora, supone un alto el fuego para dialogar, aunque ni los propios dirigentes locales de UTA imaginan hacia dónde puede dispararse esta nueva instancia de negociación, de la que tomarán parte también las cámaras empresarias del transporte.

Una posibilidad es que se traslade la misma paritaria de Capital Federal al interior, y que se deje abierto el juego para que cada delegación del interior pelee por su cuenta un incremento superior, o bien que de entrada se les deje manos libres para encarar negociaciones locales.

“Estamos a la expectativa. Nos convocaron de urgencia y ahí estaremos el jueves, pero no podemos adelantar cómo seguirá esto”, señaló el vocero de UTA, Adrián Lentini, al graficar el desconcierto que hay a nivel local.

Los choferes cordobeses apuestan a lograr que el 18 por ciento del área metropolitana incida más fuerte en sus sueldos. Para eso, una opción sería insistir en que la mejora vaya directamente al básico (en cuyo caso impactaría en otros ítems) y no al salario conformado. Esa misma discusión con los empresarios fue la que empantanó la paritaria de 2011.

1.000 pesos

Acuerdo. Ese es el importe que cerraron en paritarias los choferes del área metropolitana. Para la escala de ellos –es diferente a la de Córdoba– implica una mejora salarial cercana al 18 por ciento.

Poco. Esa referencia, que habitualmente se traslada luego al interior del país, esta vez fue rechazada por insuficiente. Los choferes de Córdoba pretenden un piso de aumento del 25 por ciento.

En el aire. UTA Córdoba quiere pelear por una suba mayor al 18 por ciento, pero no puede hacerlo hasta que UTA nacional no defina la situación y le deje manos libres a nivel local. Eso podría ocurrir mañana.

Comentá la nota