Se levantó el paro del SOIP y se normalizan actividades

Se levantó el paro del SOIP y se normalizan actividades
Los obreros de la industria del pescado obtuvieron un incremento salarial del 30 por ciento. Empresarios aseguran que con la paralización de las actividades tuvieron grandes pérdidas
El paro que mantenían los afiliados del Sindicato Obrero de la Industria del Pescado se levantó ayer, tras haber culminado satisfactoriamente las negociaciones con el sector empresarial.

El Puerto comenzará a recuperar hoy su habitual actividad.

A partir de la mañana de hoy, la actividad portuaria marplatense se irá reanudando a partir del acuerdo que, tras doce días de conflicto, firmaron ayer los dirigentes del Sindicato Obrero de la Industria del Pescado (SOIP) y directivos de empresas del sector nucleados en la Cámara de Industria Pesquera Argentina (Caipa).

En el acta firmada pasadas las 18 en la delegación local de la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación se acordó el incremento del 30 por ciento de aumento salarial.

El acuerdo establece que un 18 por ciento de aumento se pagará en los próximos días retroactivos a marzo, pero de ese porcentaje el 12 será remunerativo y el 6 no remunerativo; en tanto que un 6 por ciento de aumento remunerativo se pagará el uno de julio y el seis restante remunerativo se abonará el uno de noviembre.

Así, tras maratónicas negociaciones que incluyeron incluso el domingo la participación de representantes judiciales como el fiscal general, doctor Daniel Adler, funcionarios municipales, delegados del ministerio de Trabajo y hasta del director Provincial de Pesca de la Provincia, Juan Domingo Novero, se llegó a un acuerdo salarial.

El domingo a medianoche todo hacía prever que se firmaba el acuerdo, pero sorpresivamente, todo volvió a fojas cero. Finalmente, ayer, los empresarios se pusieron de acuerdo y rubricaron el acuerdo que venía fracasando día tras día, coincidentemente con la proximidad de las celebraciones de la Semana Santa, cuando el consumo de pescado se incrementa notoriamente en la Argentina.

En tanto, se descarta que quedarán liberados, a partir de hoy, los accesos al puerto que fueron cortados durante los últimos días en el marco del conflicto.

Pérdidas millonarias

Según informaron sectores empresarios, como resultado del conflicto se perdieron 4 millones de kilos de merluza que estaban en las bodegas de los buques, cuyo destino será harina para alimento de animales. Por su parte Cristina Ledesma, secretaria general del SOIP, dijo que "después de varios días de conflicto, hemos llegado a un acuerdo, todavía nos quedan algunas cosas por seguir reclamando, como el registro pleno de todos los compañeros pero anunciamos que levantamos la medida".

Según contó "tenemos tres mil fileteros y trabajadores de planta en blanco en tanto que más de cinco mil todavía faltan registrar, están trabajando en negro o las cooperativas de trabajo".

Ledesma agregó que "no era lo que nosotros necesitábamos pero dadas las circunstancias decidimos aceptarlo, pero vamos a seguir algunos puntos que no quedaron claros".

En tanto, uno de los representantes de la Cámara de la Industria Pesquera Argentina (Caipa), Gabriel Quercia, sostuvo que el paro de los fileteros y el cierre del puerto "nos ocasionó un gran problema económico y financiero porque tuvimos la pérdida a hoy de cuatro millones de kilos de merluza que directamente serán entregados a las harineras para hace alimento para animales".

"Pero lo peor fue la pérdida de mercados internacionales y va a ser muy difícil recuperar porque teníamos comprometida mucha mercadería" sostuvo Quercia, quien agregó que "perdimos también toda la venta interna de Pascua y las pescaderías solo podrán vender los que les quedó en cámaras o el congelado, el fresco se perdió todo".

¿Ayuda del Gobierno nacional?

En otro aspecto, trascendió que la demora en la respuesta empresaria estuvo ligada a gestiones de los referentes en los máximos niveles del gobierno, con el fin de solicitar alguna ayuda o subsidio para hacer frente al aumento de costos que implica elevar el salario de los empleados de las plantas. Sin embargo, desde la Casa de Gobierno se rechazó de plano esta posibilidad. De acuerdo a los datos que pudo recoger LA CAPITAL, la suma de ese subsidio superaba los 13 millones de pesos. "Es imposible. Si aceptamos dar esa ayuda, mañana tenemos una cola de empresarios privados frente a Balcarce 50 pidiendo exactamente lo mismo para hacer frente a los nuevos aumentos salariales que surgen de las paritarias". Categórico y claro fue el rechazo expresado por un vocero del Gobierno nacional.

Vale recordar que la conducción del SOIP comenzó a pedir en febrero negociaciones paritarias, pero no lograron reunirse con la cámara hasta fines de marzo. En ese contexto el gremio pedía un incremento salarial del 35% y la Caipa ofrecía un 24% no remunerativo, a pagarse en cuotas. El gremio rechazó de plano la oferta e inició un paro. Al no tener nueva convocatoria, agregaron a la medida de fuerza el corte de los accesos al puerto, que se realizó de manera intermitente, hasta el martes pasado, que la medida de fuerza se extendió hasta ayer.

En ese contexto se dio la intervención del Ministerio de Trabajo, de la Justicia Federal y del municipio, sectores que promovieron reuniones entre las partes para acercar posiciones.

Situación límite

"Esto hay que arreglarlo sí o sí esta mañana", coincidieron en señalar en los despachos de la Casa de Gobierno, en La Plata y en la comuna.

Después de 12 días de conflicto, la situación pasó de un reclamo gremial a una situación social y financiera del puerto marplatense y de la ciudad ya que la paralización total de los ingresos y egresos al puerto hizo que comercios y empresas perdieran la mayor parte de la ganancia que se esperaba para Semana Santa.

El gobernador Daniel Scioli intervino cuando ayer instruyó al jefe Gabinete, Alberto Pérez, y a un grupo de ministros para que profundicen "las acciones para contribuir a destrabar el conflicto pesquero" vigente, de tal forma que no corra riesgos la provisión de pescado durante la Semana Santa. Pérez y los ministros Oscar Cuartango (Trabajo), Ariel Franetovich (Asuntos Agrarios) y Eduardo Camaño (Gobierno) mantuvieron contactos con el gobierno nacional y los representantes de las cámaras y sindicatos del sector, en la búsqueda de encontrar la salida.

También en el conflicto intervino la Fiscalía Federal, ya que desde la Justicia se había intimado a deponer de los cortes de los ingresos al puerto ante una denuncia realizada por el Consorcio Portuario Regional. Cabe recordar que desde el Ministerio de Trabajo de la Nación se dictó el pasado jueves la conciliación obligatoria para poner punto final a la protesta mientras continuaba la negociación, pero fue rechazada por los fileteros que decidieron continuar con el paro y los cortes a los ingresos al puerto. Al no cumplirse la conciliación obligatoria el delegado regional de esa cartera de Trabajo, Angel Ratto, anunció que el SOIP podría perder su personería jurídica.

Lentamente en la jornada de ayer se despejaban los accesos de las gomas y maderas y los camiones con pescado volvían a la banquina a buscar la mercadería para trasladarlas a las harineras ya que nada se podía rescatar para la venta. A partir de hoy, entonces, el Puerto marplatense irá recobrando su habitual fisonomía.

Comentá la nota