Se levantó la quita de colaboración de los municipales

Se levantó la quita de colaboración de los municipales

Los empleados de Tránsito y de la Planta Hormigonera se reunieron con el secretario de Gobierno y firmaron un acuerdo.

El conflicto que se inició días atrás en la Subsecretaría de Tránsito y Seguridad Vial, que luego se extendió hacia la Planta Hormigonera, llegó ayer a una relativa resolución. Los trabajadores fueron recibidos en el Centro Cívico Municipal (CCM) por el secretario de Gobierno, Luis María García Salado, con quien rubricaron un acta acuerdo en la que la Municipalidad se compromete a dar una respuesta concreta a sus reclamos en el transcurso de la semana próxima.

Los empleados autoconvocados de Tránsito conjuntamente con los de la Planta Hormigonera, acompañados por la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), plantearon una serie de puntos que impulsaban su quite de colaboración. Coincidieron en solicitar la apertura de paritarias, a lo que el Ejecutivo municipal respondió que se iniciarán el lunes.

Los representantes de ATE requieren ser parte de la mesa de negociación de la que solo participa la Unión de Trabajadores Municipales (UTM), cuyo titular es Pedro Serrudo. "El organismo que va a decir quiénes son los que se sientan en la mesa paritaria es el Ministerio de Trabajo de la Provincia", se desentendió García Salado.

El secretario de Trabajo de la Provincia, Ramiro Chávez, le dijo ayer a El Tribuno que en la negociación solo participará el gremio que nuclea a la mayor cantidad de empleados, en este caso UTM. Frente a eso, Alejandro Maita de ATE, retrucó que la Organización Internacional del Trabajo le confiere derechos a participar de la paritaria a todas las entidades gremiales que tengan su personería en regla, cuestión que ATE sí cumple.

Planta Hormigonera

Otra de las demandas principales que surgieron en el encuentro de ayer en el CCM fue el pago de horas extras para los empleados de la Planta Hormigonera. Son 110 los que reclaman que se les realizó mal la liquidación de sus haberes.

Ante esto, el funcionario comunal adelantó: "Vamos a averiguar en qué estado está, porque yo solamente puedo saber lo de las horas extras del personal de Tránsito, que salen por planilla complementaria".

También interpusieron su queja ante la falta de insumos de trabajo y el desabastecimiento de la dependencia. García Salado respondió planteando lo que los nuevos funcionarios municipales han venido diciendo desde su asunción, hace ya más de tres meses: "Recibimos una Municipalidad desmantelada".

Con respecto al reclamo por insumos y materiales de la Planta Hormigonera, el funcionario manifestó que la situación se analizará cuando se celebre la audiencia fijada como consecuencia de la conciliación realizada el siete de marzo de este año. La reunión se realizará el próximo martes.

"Creeremos una vez más en la palabra de García Salado, esperamos que cumplimente lo que nos prometió hoy", resaltó Claudio Guantay, delegado de ATE en la Planta Hormigonera en diálogo con los medios de comunicación.

"El martes, día de la conciliación en el Ministerio de Trabajo, vamos a tener novedades y veremos cómo seguimos", advirtió el gremialista.

Inspectores de Tránsito

El tercer eje del cónclave fue el cuestionado memorándum 66/15, según el cual las horas de trabajo de los inspectores de Tránsito en los fines de semana y feriados pasan de 24 a 36.

Los uniformados argumentan que solo se les aumentaría 99 pesos por esas doce horas extras, y que con esta ampliación del "servicio esencial de atención continua" (Seac), sus descansos quedarían reducidos a solo dos días por mes.

García Salado se expidió al respecto fundamentando que "nunca se cerraron las puertas a la gente para mantener el diálogo", y agregó: "Si el planteo por las horas del Seac hubiera sido realmente la razón que motivó las medidas de esta semana, lo hubiéramos solucionado viendo si esta ampliación afecta al personal".

El funcionario defendió la legitimidad de la disposición por estar contemplada en el Convenio Colectivo de Trabajo que la Municipalidad acordó en 2014 con la UTM.

De igual modo, mitigó los aires de confrontación prometiendo que se revisará si el memorándum es factible de aplicar para no afectar a los inspectores. "Se analizará la necesidad efectiva del incremento de las horas, conjuntamente con la variación de costos de las mismas para el supuesto de que sean necesarias", puntualizó.

Por otra parte, los inspectores también se manifestaron por la falta de provisión de los uniformes y por los vehículos parados que tiene la repartición. Antonio Terán, trabajador del área desde hace 27 años y uno de los que se movilizó ayer en el CCM, aseguró que "el parque automotor está prácticamente parado".

"En cuanto al resto de los reclamos relacionados con el arreglo de los vehículos de Tránsito, la Secretaría de Gobierno hará un análisis del estado de los mismos e informará hasta el viernes próximo la posibilidad, forma y periodicidad de arreglo de los mismos", se comprometió García Salado.

La continuidad

García Salado, quien dialogó con los medios de comunicación, luego de la reunión que se extendió por más de dos horas expresó: "La respuesta al petitorio será en un plazo máximo de cinco días hábiles, dejando sentado, con respecto al pedido de apertura de paritarias, que ya fue convocado por la Municipalidad para el próximo lunes".

Por su parte, Sebastián Bazán, empleado de Tránsito que representó a los autoconvocados, comunicó los resultados de la reunión a los compañeros que lo aguardaban en el estacionamiento del CCM. Un tanto ofuscados, los manifestantes rezongaron que "siempre prometen y firman esas actas pero después no hacen nada".

Debido a ello, los trabajadores advirtieron que serán implacables ante la indiferencia del Municipio. "Esperaremos hasta el viernes que viene, cuando se cumplen los cinco días hábiles que piden en el acta, si no volveremos a movilizarnos".

Comentá la nota