Línea B: exigen mejores condiciones de seguridad para las nuevas estaciones

Línea B: exigen mejores condiciones de seguridad para las nuevas estaciones
Los trenes de la línea B de subterráneos no llegarán a las estaciones Esteban Echeverría y Juan Manuel de Rosas a partir del martes si no se cumplen "mínimas condiciones de seguridad", afirmaron los metrodelegados.
"Queremos que la empresa Metrovías garantice un mínimo de 22 formaciones en la Línea B, porque ahora están funcionando unas 15 o 16, si no se cumple con esta mínima condición de seguridad, desde el martes no pararemos en las estaciones Echeverría y Rosas", afirmó Roberto Pianelli, secretario general de la AGTSyP.

La respuesta los Metrodelegados surgió tras el incidente ocurrido hoy en la estación Rosas cuando una formación con pasajeros no salió de esa cabecera por un problema técnico, lo que motivó una airada reacción de los usuarios contra los trabajadores.

Metrovías denunció un "sabotaje" y afirmó que "a las 5.30 se encontró un cable de tracción cortado y las puertas de ingreso al sector técnico forzadas", lo que causó "demoras y problemas en el servicio".

Este inconveniente se suma al ocurrido ayer cuando una formación que ingresaba al sector cocheras de Rosas descarriló sus dos primeros vagones, un hecho que Metrovías responsabilizó a una mala maniobra del conductor.

Los Metrodelegados culparon a la empresa y al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires por los problemas técnicos que se sucedieron entre ayer y hoy en esa estación.

Respecto al descarrilamiento, Pianelli remarcó que el hecho sucedió "donde nosotros dijimos de no trabajar porque es una zona en donde hay napas y fue una de la más afectadas por las inundaciones, por lo que es un riesgo operar".

El dirigente explicó que hoy "falló el sistema de señales, que es computarizado, hecho que también venimos denunciando, ya que sin comunicación no podemos operar correctamente".

Además, según su denuncia, en la línea B "no hay trenes necesarios para operar con dos estaciones más" y precisaron que hoy había 15 formaciones "cuando se necesitan 22"

Néstor Segovia criticó al gobierno porteño al afirmar que "es el culpable de esta situación, ya que el macrismo quiso inaugurar estas dos estaciones a toda costa y ahora hacen responsables a los metrodelegados de los problemas que suceden".

"Los trenes descarrilan por la falta de mantenimiento de las cocheras y las estaciones y porque no hay comunicación adecuada"; dijo Sergovia y remarcó que "el gobierno porteño se tiene que hacer responsable de esta situación".

Segovia afirmó que "no pueden decir que hacemos sabotaje" y recordó que "nos han acusado de vagos, pero la realidad ha demostrado que lo que denunciamos sobre el mantenimiento de las estaciones era verdad".

El delegado de la línea B Claudio DelleCarbonara afirmó que "Metrovías está dando un mal servicio porque no hay material rodante ni seguridad, además de falta de personal".

"Por esas condiciones en dos años hemos tenido a seis compañeros muertos", denunció y agregó que "la línea B no puede brindar servicio correcto porque no tiene los trenes suficientes para operar".

La circulación de trenes hasta las estaciones Rosas y Echeverría comenzó ayer luego de acordarse el martes pasado un esquema de emergencia por 15 días entre los trabajadores, Metrovías y Subterráneos de Buenos Aires (Sbase).

Ese acuerdo llegó tras un largo período de negociaciones que impidió que los trenes circularan por las nuevas plataformas, que fueron inauguradas el 26 de julio.

Comentá la nota