Una de las listas pidió impugnar elecciones en el SOIP

"Hoy tendríamos que estar festejando que fuimos democráticamente a elecciones, felicitando al ganador y preparándonos para pelear al aumento que es lo que nos preocupa a todos los compañeros, de los cuales muchos están en negro. Sin embargo, tenemos que prestar atención a esta interna entre Samuel Salas y Cristina Ledesma", aseguró ofuscado Raúl Medina, candidato a secretario general del SOIP por el Frente Unidad Lista Naranja y Blanca, en escandalosas elecciones celebradas el fin de semana.
"A la gente no le interesan estos problemas, sino que haya alguien que trabaje por ellos" reafirmó antes de comunicar que el lunes presentó ante el Ministerio de Trabajo provincial, un pedido de impugnación para los comicios ya que "estas elecciones no fueron hechas como se deben porque se violó todo. Es muy alto el porcentaje de urnas que fueron impugnadas y que están observadas, más los aprietes que hubo durante el acto".

"No podemos estar los trabajadores de la industria del pescado en el aire. Esta gente tomó el sindicato y también puso candado a la parte de la obra social, por lo cual los afiliados no se están atendiendo. Se nos está coartando la libertad" indicó al referirse a Cristina Ledesma, de la Lista Negra y Blanca, y a Samuel Salas, de la Lista Celeste, a quienes apunta como culpables de todas las anomalías acontecidas durante la jornada de votación.

Según relató, "después de las 17 comenzaron a aparecer anormalidades. Las tres personas de la Junta Electoral, tres veedores del Ministerio de Trabajo y los abogados de las listas estaban presentes y fueron privados de su libertad hasta las 12 del mediodía de ese sábado".

"Por un lado –enumeró- se pasaron a buscar tarde las urnas, muchas de las cuales (37) fueron llevadas a los lugares de votación en taxis, bicicletas o hasta en la propia mano de compañeros, por lo cual fueron impugnadas. Muchas de esas, sabemos a boca de urna, que contienen votos a favor nuestro". También agregó que "hubo cuatro que fueron rotas por matones que entraron al gremio a las 20. Hay gente que dice que son de Salas y otros de la Lista Negra y Blanca de Cristina Ledesma".

Para Medina es fundamental que se aclare la situación ya que "quedamos metidos en una interna entre Salas y Ledesma, quienes hasta hace poco compartían la dirigencia del gremio, pero se dividieron y pasó todo esto. Nosotros no somos patoteros como esta señora que después de las 9 de la mañana rompió los candados y tomó el gremio, junto a gente de Espacio Verdes, que pertenecen a la municipalidad, y otros de la UTA y Barrio Libertad, para meter miedo a todos los que estaban presentes en el lugar", afirmó.

Inclusive, remarcó que "los miembros de la Junta Electoral están en la clandestinidad, recluídos por miedo, porque reciben amenazas de muerte contra ellos y sus familias, ya que no firmaron aún las actas que aseguren que Cristina Ledesma fue la ganadora".

De las 58 urnas que fueron escrutadas "sólo el 30% estaba en condiciones ya que varias no tenían actas, había boletas de más, etc.. Por eso en el acta final la JE detalla todas las irregularidades encontradas y las que están impugnadas".

Según el acta votaron casi 1700 personas, de las cuales La Lista Celeste obtuvo 342, la Negra y Blanca 574, Lista Granate 280, Naranja y Blanca 424, votos en blanco 8 y anulados 19

Comentá la nota