La llegada del frío profundiza el conflicto salarial entre la Salud y el Gobierno

La llegada del frío profundiza el conflicto salarial entre la Salud y el Gobierno
Si los gremios y el Ejecutivo no llegan a un acuerdo después del 16 de abril, el sistema sanitario podría verse afectado por la amenaza de nuevas medidas de fuerza.
Mientras el Ejecutivo y los gremios que nuclean a los trabajadores de la Salud continúan enmarañados en un conflicto en el que nadie parece dispuesto a ceder ninguna medida lejana a sus propios intereses, el arribo de las bajas temperaturas que se registraron en la provincia, se presenta como un nuevo elemento de especulación que amenaza con produndizar el enfrentamiento entre las partes involucradas en la discusión salarial.

Con la oferta de un incremento del 25 por ciento en dos cuotas realizada por el Gobierno y rechazada por los representantes de ATE y Ampros en la última paritaria, ahora, la titular de la Asociación de los Trabajadores del Estado, Raquel Blas, se refirió a lo que puede llegar a suceder en el caso de que no se llegue a un acuerdo.

"Cuando el frío empieza aumentan las enfermedades. Son momentos en los que hay que reforzar la salud y tratar de evitar que los hospitales atiendan con guardias mínimas. Nosotros estamos dispuestos a escuchar ofertas superadoras, pero esa oferta debe permitir que los trabajadores recuperen la parte del sueldo que se come la inflación", señaló Blas, en diálogo con El Sol online.

Hoy, el reclamo del sector parece marchar por un camino bastante claro: se respetará la conciliación obligatoria dictada por el Ejecutivo hasta el 16 de abril, pero no se aceptará una propuesta menor a lo marcado por los índices inflacionarios que tiene la provincia. Es en este punto, donde el conflicto comienza a tornarse más que complicado para el Gobierno de Francisco Pérez, que ya no mira con malos ojos la posibilidad de aplicar un incremento por decreto.

"Fueron a la última reunión con el 25 por ciento en dos cuotas cuando nosotros ya habíamos anunciado que no íbamos a aceptar esa oferta", expresó Blas, que además se refirió a las críticas recibidas en los últimos días, a partir de las cuales se la acusó de discutir los porcentajes de aumento salarial para la Salud, pero no los temas de fondo como la falta de infraestructura y la prestación de un servicio adecuado.

"En la paritaria del año pasado se acordó la apertura de un ámbito de discusión en el que iban a participar legisladores, sindicatos, universidades y el Ejecutivo. Ese ámbito nunca se puso en funcionamiento", señaló la titular de ATE, quien volvió a referirse a la falta de inversión y compras de insumo en varios centros de la salud de la provincia.

Por su parte, el paritario central designado por Francisco Pérez para llevar adelante las negociaciones con los distintos gremios, Mauricio Guzmán, se refirió a lo que puede llegar a suceder si no se llega a un acuerdo con los trabajadores del sector y continúan las bajas temperaturas.

"Esto demuestra una vez más la forma extorsiva que están implementando los gremios. Nosotros vamos a hacer todo lo que podamos para solucionar el conflicto", expresó el funcionario.

No obstante, Guzmán volvió a mencionar la posibilidad de que Pérez efectué el incremento para el sector por decreto, dando por finalizado el conflicto.

"Con este tipo de conducción el drecreto empieza a aparecer como una de las pocas opciones que van quedando. Sequimos apostando a la vía conciliatoria y la reflexión de los trabajadores", indicó.

Comentá la nota