Hoy se llevarán a cabo las elecciones en la CTA

En Luján serán dos las listas que disputarán la conducción de la central obrera por los próximos cuatro años. El oficialismo estará encabezado por el secretario general, Alberto Santillán. La otra nómina representa al Partido Obrero.

Hoy jueves, la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) que conduce Pablo Micheli, realizará elecciones internas a nivel nacional, provincial, regional y seccional. En el caso de Luján, serán dos listas las que se disputarán la conducción por los próximos cuatro años. El oficialismo estará encabezado por el actual secretario general, Alberto Santillán. La nómina opositora, por su parte, es impulsada por el Partido Obrero y lleva como primer candidato a Alejandro Álvarez Berro. En Luján se habilitarán cinco puntos de votación y se estima que más de 3.000 trabajadores podrán participar.

En diálogo con este medio, representantes de ambas propuestas expusieron sus análisis sobre la actual coyuntura y los proyectos en caso de ganar los comicios.

OFICIALISMO

Santillán analizó sus cuatro años de gestión al frente de la CTA Luján y adelantó su intención de seguir convocando a la participación.

- ¿Qué balance hace de sus cuatro años al frente de la CTA?

- En su momento, la CTA era representada por el mismo secretario general de ATE. En 2010 se hicieron las elecciones y ganamos. Avanzamos entre las dificultades propias de una organización que quiere plasmar proyectos. Acompañamos muchas luchas de organizaciones barriales, de jubilados y en todas aquellas problemáticas del ciudadano común. Hubo una muy buena comunicación con diversos sectores. No me conformo con lo realizado y creo que estamos para más, pero esto tiene que ver con tiempos para que la gente conozca la idea. Hoy tenemos una lista todavía más abarcativa, esperando que en los próximos cuatro años, en caso de ganar, mejoremos mucho y enamoremos todavía más para aumentar la participación.

- ¿Por qué decidió volver a postularse?

- En principio había dicho que no iba a continuar. Pero si ganamos estas elecciones va a ser mí último mandato, por un montón de razones. Siempre promulgué que uno no se tiene que perpetuar en el cargo, y sigo pensando de esa forma. Aún cuando uno es abierto y pretende una construcción horizontal, me parece que no basta con eso, sino que hay que darse cuenta que uno siempre cumple un ciclo, y con un mandato más estaría cumpliendo mi ciclo en la CTA. Además hay mucha gente joven con ganas de trabajar.

- ¿Cuáles son los proyectos que se plantean para los próximos cuatro años?

- Hay temas puntuales que todavía no han sido conseguidos, como el 82 por ciento móvil en las jubilaciones. En Luján también seguimos apoyando la implementación de un plan de tierras y temas nacionales a los que nos oponemos como la criminalización de la protesta. Me parece que las ideas no nacen de un solo espacio, si no que lo bueno de todo esto es que si nosotros nos sabemos escuchar van a ser muchos más los proyectos. Todavía es mucho lo que falta para vivir con dignidad.

- ¿Qué opina de la lista opositora?

- Yo le tengo mucho respeto porque son luchadores del campo popular como nosotros. Somos gente que estamos luchando por el bienestar de la gente. Hoy nos toca confrontar, pero no va a ser más que una confrontación de ideas, y me parece que está bien eso. Siempre en el marco del respeto que se merecen.

Siempre hemos charlado con la gente del Partido Obrero. Y si nos toca ganar, las puertas de esta CTA van a estar abiertas para los compañeros para seguir luchando y trabajando en el mismo sentido. No hay con ellos una mala relación, para nada. Los respeto muchísimo. Ellos tienen su forma de conducir y accionar y nosotros tenemos otra. No sé cual es la mejor, lo que digo es que somos distintos.

- ¿En cuánto afectó la división de la CTA a nivel nacional?

- Naturalmente fue un conflicto muy grande. Hay cosas que uno no alcanza a entender. La OIT (Organización Internacional del Trabajo) en dos oportunidades aceptó que la CTA de Micheli había ganado a nivel nacional, y nosotros aceptamos que habíamos perdido a nivel provincial. Pero Baradel, que ganó en provincia, nunca me llamó cuando nuestra lista ganó con mucha holgura.

En lo personal me parece que la división dañó y nos hizo perder fuerza. A pesar de todo seguimos avanzando en la utopía de construcción de un proyecto político que tenga que ver con el bienestar de todos. Ese sueño no lo vamos a perder, por eso seguimos transitando ese camino, para lo cual nos acompañan y acompañamos a todos aquellos que se sienten identificado con eso.

OPOSICIÓN

Con el apoyo del Partido Obrero (PO), la Lista 3 intentará ganar la conducción de la delegación local de la CTA. José María Escobar (candidato a secretario adjunto), Raúl Papeschi (aspirante a secretario de contabilidad) y Gastón Fernández (militante del PO) expusieron los alcances de la propuesta que llevarán a las urnas el próximo jueves.

“Que existan dos listas permite un debate entre los trabajadores, porque el activismo se da cuenta de que hay diferencias. Es un error estratégico no luchar contra las tendencias burocráticas y el abstencionismo que han mantenido otros partidos de izquierda no colabora al desarrollo del clasismo adentro de los sindicatos”, indicó Escobar.

- ¿Qué análisis hacen del funcionamiento que viene teniendo la CTA en Luján?

- Escobar: Nosotros lo vemos como inexistente. Esperábamos un llamado a una asamblea general, a un acto, o a organizar los cuerpos de delegados. Justamente por eso armamos una lista, para reconstituir la CTA como una herramienta de lucha de los trabajadores de la zona. Batallas van a existir un montón. Lo importante de esta etapa, para nosotros, es cristalizar que el peronismo está agotado, que no hay una propuesta alternativa en el centro izquierdismo y que la izquierda se presenta como ese canal para organizar las luchas y que la crisis la paguen los capitalistas. En Luján tenemos esa gran posibilidad. También creemos que la lucha gremial tiene que estar atada a una perspectiva política general. Necesitamos un ordenamiento general de la sociedad, donde los sindicatos tienen un rol central. En el concepto del Partido Obrero, la independencia política de los sindicatos debe ser con respecto a todos los gobiernos, inclusive en un gobierno obrero. No hay contradicciones en nuestra posición política.

- ¿Han mantenido conversaciones con la actual conducción?

- Escobar: Hemos tenido un montón de luchas conjuntas y conversaciones. Hemos ido a marchas juntos, pero siempre bajo conceptos políticos diferenciados. Nosotros luchamos por una salida política para los trabajadores. Generalmente en los sindicatos se refugian muchos sectores que si dijeran al partido al que pertenecen, los compañeros los repudiarían, porque son los mismos sectores políticos que al poco tiempo te reprimen o judicializan la protesta social. Por eso quedan soslayadas las pertenencias políticas. A nosotros nos atacan porque hacemos política en el sindicato, pero consideramos que es una necesidad de los trabajadores llegar a conclusiones políticas para actuar. Desde el Partido Obrero siempre hemos buscado la unidad en la acción de todos los trabajadores, sin importar la pertenencia política de la conducción de un sindicato. Lo que debe primar es la necesidad de la unidad del movimiento obrero. Para nosotros es una suerte que existan dos listas, porque eso implica dos posturas y al interior de los sindicatos es necesario un debate.

- ¿Qué nivel de participan esperan en las elecciones locales?

- Escobar: Nosotros estuvimos recorriendo algunos lugares de trabajo y muchos compañeros se enteraban ahí que se viene una elección. Encontramos una buena recepción hacia la lista de izquierda. Nuestra responsabilidad es darle un carácter diferente a las organizaciones para que realmente funcionen a través de una asamblea general donde se permitan las expresiones de las ideas. Eso puede incrementar un poco la cantidad de compañeros que se arrimen a las urnas.

- Fernández: Un aspecto para destacar de la lista local es que está integrada por compañeros de las cooperativas Argentina Trabaja, lo que incluye un plan de lucha respecto a un aumento salarial, que ha quedado congelado en 2.000 pesos. Para la lista de la CTA es parte de la lucha del movimiento obrero en general. Por eso nuestro lema en Luján es la reconstrucción de la CTA, porque hoy es un sello. El gran desafío es reconstruirlo, desde una base política.

Comentá la nota