UTA logró que el mecánico sea reincorporado a Autobuses y levantó el paro

UTA logró que el mecánico sea reincorporado a Autobuses y levantó el paro

Tras más de 24 horas sin servicio, el gremio de los choferes revirtió la decisión empresarial y Autobuses Santa Fe debió tomar nuevamente al mecánico que había echado.

Finalmente tras más de 24 horas de paro, los choferes nucleados en UTA decidieron levantar ayer por la tarde la medida de fuerza luego de que el trabajador que había sido echado de Autobuses Santa Fe, fuera reincorporado. Esa era la única condición que el secretario general saliente del gremio, Alfredo Peñaloza, había puesto para que los coches de todas las empresas salieran nuevamente a las calles a prestar servicio. La medida se revirtió luego de que el gremio aceptase la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo de la Provincia por la cual las partes debían retrotraer sus acciones y, por ende, la prestataria debía retomar nuevamente al trabajador. Eso no ocurrió hasta varias horas después por lo que el servicio en Autobuses Santa Fe demoró en normalizarse. 

“Levantamos finalmente la medida porque el compañero fue 

reincorporado a su puesto de trabajo. Ahora tenemos unas semanas para dialogar en el marco de la conciliación, pero estamos seguro que el compañero quedará en la empresa. No vamos a aceptar que un solo trabajador sea despedido, eso es lo que acordamos con la Municipalidad y las propias concesionarias”, dijo ayer el vocero de UTA, Adrián Lentini.  

En tanto, Peñaloza reconoció que la interna gremial se coló en el conflicto pero ratificó que hasta su último día de gestión frente al gremio “defenderemos el trabajo de nuestros compañeros”. Vale decir que en las elecciones generales de días atrás, la actual conducción recibió con sorpresa una dura derrota contra la fórmula Ricardo Salerno- Osvaldo Diani, que asumirá el 3 de enero. 

En tanto, en el medio de todo eso, como siempre, miles de usuarios quedaron de a pie, sorprendidos en las paradas de los colectivos esperando a primera hora de la mañana por los ómnibus que nunca pasaron. Los taxis y remises suplieron en gran parte la ausencia del transporte público pero los inconvenientes para gran parte de los pasajeros estuvieron a la orden del día. 

Cabe señalar que el problema se originó el miércoles en horas de la tarde cuando, ni bien se conoció que el mecánico Leonardo Montenegro había sido desvinculado sin causa de la firma, UTA decretó un paro para algunas líneas de Autobuses. Bajo la amenaza de extender la medida hacia las otras empresas si no se revertía esa situación, el ministro de Trabajo, Adrián Brito, convocó en horas de la noche a las partes para intentar abrir un canal de diálogo y destrabar el conflicto. Sin embargo, en principio sólo la conducción de UTA asistió a la sede de la cartera laboral hasta que, horas después, la empresa envió a su abogado. Hasta entonces, nadie de la Municipalidad de Córdoba había intervenido en el asunto, de hecho, el propio funcionario provincial se lo endilgó a las autoridades del Palacio 6 Julio. Recién ayer por la mañana el secretario de Transporte, César Fe-

rreyra, opinó por algunos medios de comunicación que la medida era desmedida, y aseguró que las empresas fueron intimadas para reestablecer los servicios. 

Trabajador imputado

Desde este medio ayer se dio cuenta de quién es el trabajador por el que se originó el conflicto. Leonardo Montenegro lleva 8 años trabajando como mecánico, primero en la ex Tamse y luego en Autobuses Santa Fe, desde donde el miércoles fue notificado de su despido. El trabajador fue desafectado bajo el artículo 245º de la Ley de Contrato de Trabajo (despidos incausados) por lo que debió ser indemnizado. 

Montenegro participó activamente de distintos hechos de violencia, e incluso delictivos, en 2013 durante el salvaje paro de tres días que realizó la UTA en el marco de la privatización de la Tamse. Se lo vio, entre otros hechos, participando del robo de una bolsa con fernet a un vecino en el centro de la ciudad, increpando a periodistas de Canal 8 y colaborando en los destrozos de un móvil de la Policía. Por ese último hecho, el joven terminó herido con un balazo en la ingle por lo que debió ser internado al Hospital de Urgencias.

Ayer, se conoció desde la fiscalía del doctor Guillermo González, que Montenegro está imputado por los supuestos delitos de daño calificado, robo y resistencia a la autoridad, esos incidentes. Pero, además, es investigado por un hecho de instancia privada, en la que su pareja lo habría denunciado por lesiones.

Comentá la nota