Lorito contraataca en la comedia Pérez-Tobares

El dirigente sindical lo intimó al ministro Pérez a que "ratifique o rectifique" sus acusaciones de pacto con Tobares y la intención de "desafiliar" empleados del sindicato. De paso, le pide que aclare el porque de más de 150 salarios que se pagarían a gente que no trabaja en Desarrollo Social.
El secretario general del sindicato estatal UPCN, Osvaldo Lorito, no tardó más que unas pocas horas en redactar una carta documento para intimar al ministro de Desarrollo Social, César Pérez, a que confirme o desmienta declaraciones que salieron publicadas en los diarios en las que el funcionario denuncia un "contubernio" entre el dirigente gremial y el ministro de Gobierno (del mismo gobierno) Jorge Tobares, y anuncia una cuanto menos insólita campaña para desafiliar empleados de ese sindicato.

La inédita situación provocó la rápida acción del gremio, que había protagonizado una toma de la sede del ministerio, y el levantamiento de esa medida de fuerza precisamente después de una negociación con Tobares, y de que fracasara la iniciada con Pérez.

De acuerdo con información suministrada por el gremio este domingo, Lorito aprovechó la oportunidad para plantearle otra intimación a Pérez: que aclare qué hacen cobrando salarios más de 150 empleados que el sindicato tiene "marcados" porque no trabajan. En la jerga común, "ñoquis" atribuidos al clientelismo político.

La intención del dirigente sindical es clara: abundar en la propia argumentación de que los incrementos salariales que el gremio reclama pueden salir de un ahorro en los gastos del propio ministerio. Esa posición es compartida para el gobierno, que la acaba de plantear en su negociación con el sindicato docente, a cuyos dirigentes les ha planteado que corrigiendo suplencias y licencias se podría reducir el gasto lo suficiente como para dar un aumento a los maestros que sí trabajan.

Comentá la nota