Luis Barrionuevo: "Caló es un sumiso y no tiene envergadura para conducir la CGT"

Criticó al líder de la central obrera oficialista por aceptar para la UOM una suba de 26,5%
A poco más de diez días del paro general que convocó junto con Hugo Moyano contra la política económica de Cristina Kirchner , el dirigente gastronómico Luis Barrionuevo castigó con dureza al secretario general de la CGT oficialista, Antonio Caló , al que calificó de "sumiso" del Gobierno.

"No está a la altura de los reclamos de los trabajadores metalúrgicos ni para conducir el movimiento obrero", sentenció Barrionuevo sobre el líder de la UOM en diálogo con LA NACION.

-¿Qué expectativas tiene para el paro del 10 de abril?

-Creo que va a ser el mejor paro de los últimos tiempos, por el descontento generalizado que hay en la gente. La agenda que tenemos nosotros involucra a todos porque reclamamos por temas como la inseguridad y el narcotráfico. Esto es una cuenta pendiente del Gobierno, que nunca llevó adelante una política profunda con respecto a la seguridad.

-Si la situación es tan crítica como la describe, ¿por qué la CGT oficialista no adhiere al paro?

-Porque hay un compromiso. Durante tres años el Gobierno no ha dado respuesta a los reclamos de la llamada CGT oficialista. Realmente no han tenido ningún tipo de respuesta con respecto al impuesto a las ganancias y a las paritarias libres. Por eso tomamos la bandera, porque el pueblo está pidiendo medidas.

-¿Caló le hace el juego al Gobierno?

-Creo que es un sumiso. No tiene la envergadura que hoy tendría que tener ese gremio, el liderazgo que supo tener la UOM con un Vandor, un Rucci y un Lorenzo Miguel.

-¿Dice que a Caló le falta valentía para enfrentar al Gobierno?

-Lo que realmente le está faltando es estar a la altura de los reclamos de los trabajadores metalúrgicos y, más aún, para conducir el movimiento obrero. Es el secretario general de una CGT que debería estar a la vanguardia de los reclamos y no lo hace.

-¿Qué opina del acuerdo paritario que firmó Caló para la UOM?

-El convenio está muy lejos de la realidad que vivimos los argentinos, con inflación galopante, incremento de tarifas y que, de noviembre a la fecha, ha cercenado el poder adquisitivo de los trabajadores y los jubilados.

-¿Por qué se convoca a un paro cuando hay paritarias en desarrollo y otras no empezaron?

-Porque el Gobierno está ejerciendo presión para que no se firme más del 25% y de esto es testigo la UOM. Era el gremio que todos veíamos como un convenio testigo y hoy vemos cómo, tibiamente, el secretario general de la UOM cierra un acuerdo por debajo de la inflación.

-¿Piensa que logrará algo con el paro?

-No creo, soy pesimista en cuanto a que podamos tener una respuesta satisfactoria del Gobierno. Por eso creo que vamos a tener que implementar un plan de lucha. Se va a agudizar la conflictividad porque el Gobierno, en vez de contestar con una convocatoria a los trabajadores, contesta con mayor ajuste.

-Pero la Presidenta niega que haya un ajuste

-La Presidenta nos tiene acostumbrados a utilizar la cadena nacional para decir mentiras y pavadas. Un montón de hipocresía. Contar que su mamá con un sueldo de jubilada compró un aire acondicionado es una burla a la clase pasiva.

-¿Qué siente, cómo peronista , al convocar un paro contra un gobierno peronista?

-A mí este gobierno no me representa en ningún momento como peronista.

-¿El oficialismo dice que detrás del paro está Sergio Massa?

-Ésa es una teoría absurda. Todo lo contrario, ni Massa ni Scioli han escuchado nuestra agenda de reclamos, como sí lo hicieron otros sectores de la economía y de la política argentina.

-El otro día insultó a Néstor Kirchner y se ganó las críticas de oficialistas y opositores. ¿Se arrepiente?

-No, para nada. Lo que pasa es que acá hay una hipocresía total. No me puedo arrepentir de la verdad ni de la realidad en la cual vivimos.

-¿Cómo evalúa el manejo de la crisis docente de Daniel Scioli?

-Tuvo un pésimo manejo, porque de la manera en que resolvió el conflicto, con dinero del presupuesto, lo podría haber resuelto antes, sin necesidad de 17 días de paro y que los chicos hayan perdido el colegio. Pero todos sabemos que Scioli hace política victimizándose..

Comentá la nota