Los maestros definen el jueves si aceptan o rechazan el aumento salarial

Los maestros definen el jueves si aceptan o rechazan el aumento salarial

Hoy eligen mociones, a votar mañana y el miércoles en las escuelas. Luego, en asamblea provincial de Amsafé, se sabrá si empiezan o no las clases en la provincia.

El inicio del ciclo lectivo previsto para el 2 de marzo próximo comenzará a descifrarse a partir de hoy. A las 18, los maestros agrupados en Amsafé Rosario pondrán en marcha una asamblea departamental en la que se definirán dos propuestas: aceptar o rechazar la oferta hecha por el gobierno santafesino de una suba salarial promedio del 31 por ciento. Luego, las mociones se votarán en las escuelas mañana y el miércoles. Las posiciones de los 19 departamentos de la provincia serán elevadas a una asamblea provincial que tendrá lugar el jueves, el día D en el que se sabrá si los chicos vuelven el lunes a clases.

  Como ocurre en cada comienzo de año, Amsafé reeditará su clásico entre las posiciones más conciliadoras con las propuestas de la Casa Gris y el rechazo liso y llano que ya expresó la delegación Rosario. “El gobierno tiene condiciones para mejorar la oferta, y debe hacerlo. Parece que se guiaron por el Indec trucho más que por la realidad. Nosotros vamos a rechazarla”, adelantó el titular del gremio en la ciudad, Gustavo Terés.

  En un comunicado, la conducción provincial de Amsafé habló de una “propuesta integral que recoge gran parte de los reclamos” y de “importantes avances en las condiciones de trabajo y un aumento salarial para activos y pasivos”. De todos modos, la líder del gremio docente, Sonia Alesso, se limitó a explicar el mecanismo de consulta a las bases: “El jueves, a partir de las 11, comenzamos la asamblea provincial. Allí se sabrá si empiezan o no las clases el 2 de marzo”.

  El aumento propuesto es en dos tramos: marzo y julio (21,5 por ciento para la primera etapa y 35% para la segunda). Esto redunda en un 31 por ciento del salario básico y sus correspondientes bonificaciones.

  “Sabemos que hay posiciones diversas, pero creo que los compañeros siempre estuvieron por encima de algunas posturas extremas. Se analizará si es aceptado o no y, por supuesto, se respetará la posición de la mayoría en la votación de las escuelas”, indicó la secretaria adjunta de Amsafé, Estela Toledo.

  Por su parte, la conducción rosarina de los maestros ya fijó posición y divulgó un comunicado bajo el título “Mucho para debatir, nada para festejar”. 

     “Otra vez es en cuotas y, en los hechos, una nueva rebaja del salario real: apenas 17 por ciento de aumento promedio en marzo para llegar a un 31% promedio en julio, a cobrar agosto. Hay que tener en cuenta el deterioro de nuestro salario, causado por una inflación real de 2014 que estuvo entre 35 y 40 por ciento”, suscribió Terés, para también criticar la anualización de la oferta.

  El gremio también se criticó la compra “en negro” de materiales y nuevos achatamientos en las escalas salariales. 

    “La no modificación de las tablas del impuesto a las ganancias hará que los compañeros que hoy sufren este robo al salario vean que una parte significativa del aumento se lo llevará ese impuesto”, sentenció el titular de Amsafé Rosario.

  Por lo pronto, hoy comenzarán las deliberaciones. Y, más allá de que se plasmen varias contrapropuestas y alternativas a la oferta salarial,  se elevarán dos mociones: una por la aceptación y la otra por el rechazo. 

     Esta última traerá consigo, seguramente, un plan de lucha docente que establezca el no inicio del ciclo lectivo el 2 de marzo

Coment� la nota