"No fue magia, fue Macri", así se despidieron los trabajadores de Paquetá

Los 580 trabajadores despedidos finalizaron hoy el último día de producción de la planta que produce para Adidas. Responsabilizaron al gobierno nacional por las políticas económicas

La ensambladora de zapatillas Adidas de Chivilcoy, Paquetá finalizó su último día de producción y cerró definitivamente sus puertas. Con esta medida, dejó sin trabajo a 580 personas.

Los operarios venían luchando por sus puestos de trabajo hace varios meses pero finalmente la planta cerró hoy. Frente al enojo de perder su fuente de ingreso, apuntaron contra Cambiemos al colgar su ropa de trabajo junto a un cartel que indicaba que "esto es el cambio", en alusión al eslogan de campaña del 2015 del presidente Mauricio Macri y de la gobernadora, María Eugenia Vidal.

Según trascendió el gobierno de Guillermo Britos ofertó una alternativa pero sólo habrá puestos para 200 personas, con lo cual 380 quedarán en la calle de todas formas. 

El trabajador Lorenzo Lezama se lamentó: "hoy es el último día de producción". Luego recordó en conversación con Gustavo Sylvestre que "en otros años tuvo 1500 personas trabajando pero con la importación de materias primas ese número se fue reduciendo, hasta el cierre total de la empresa en el día de hoy".

La empresa funcionaba a partir de capitales brasileños y en el marco de la crisis económica del país, con la reducción de las ventas, Adidas redujo los pedidos. Los trabajadores consideran que es producto de la apertura de importaciones. En ese sentido, se vieron obligados a cerrar.

Luego de que se apaguen para siempre las maquinas de la fábrican y en repudio al contexto de ajuste y despidos, una gran movilización partió desde la plaza principal ubicada rente al municipio y terminará en las puertas del local de Cambiemos. 

Los trabajadores se anojaron además porque los empresarios eligieron como fecha de cierre el 18 de diciembre sin reparar en el modo en que los afectará a una semana de Navidad y dos de fin de año.

Britos se había reunido con las autoridades de la fábrica para negociar pero  no fue fortuita. Por eso, ahora busca incluir algunos puestos laborales para la obra de la Ruta 5, pero los trabajadores de Paquetá saben que no alcanzará para todos y que será por un determinado tiempo.

En ese contexto, un contingente de inversores chinos visitaron la planta para analizar la posibilidad de adquirirla. Visitaron el espacio donde podrían instalar el obrador y conocer cómo funciona la captación de personal ya que necesitan 175 empleados. Además se reunieron con el intendente Britos y recorrieron el parque industrial.

Coment� la nota