Malestar entre estatales que perdieron jerarquía al no ganar concursos

Tras los concursos en el ámbito público para cubrir las vacantes que existían en las estructuras de planta permanente, algunos trabajadores manifestaron su malestar por recibir menos dinero del que venían percibiendo anteriormente.

Al ser consultado, el secretario general de ATE, Juan Arroyo, indicó que si bien llegaron a sus manos solo tres denuncias, estas tienen que ver con el hecho de que algunos de los que ingresaron como "artículo 30" y que habían ido a trabajar en cargos jerárquicos, no lograron revalidar esa posición en los concursos que instrumentó la provincia y fueron reemplazados por otros trabajadores que sí ganaron la instancia. Esta situación generó a la vez que dejaran de percibir los montos que correspondían a los cargos jerárquicos, causándoles malestar.

"Hasta ahora hay tres denuncias", dijo Arroyo al sostener que en conversaciones con el ministro de Economía, Carlos Parodi, se planteó la posibilidad que exista algún tipo de restitución de parte de lo que perdieron en sus salarios. "La mayoría de la gente ganó su propio cargo, pero hay un grupo que lo perdió", dijo el gremialista a Nuevo Diario.

Entendió que podría existir la discusión para saber cómo reincorporar parte del salario perdido, al momento de indicar que, si hubo quienes tuvieron un cargo político no se les puede seguir pagando como si siguieran ocupando los cargos que no pudieron ganar por concurso.

Vuelven al cargo inicial

Por su parte, el secretario de la Función Pública, Roberto Robino, explicó que las personas que concursaron y no ganaron el cargo en el que se venían desempeñando, vuelven a un nivel inicial de planta permanente, en donde están desde el momento que concursaron la primera etapa para ingresar en el Gobierno, durante 2009.

Explicó que las personas que concursaron los cargos jerárquicos los venían ocupando de manera provisoria hasta tanto se rindiera el segundo concurso en el cual o titularizaban en ese puesto, o volvían al nivel inicial. "Hubo cargos en los cuales se llegaron a presentar hasta diez candidatos", dijo a Nuevo Diario al indicar que el ganador del cargo pasa a cobrar la jerarquía, mientras que quien lo perdió no cobra más ese adicional. "La mayoría entendió que perdió el cargo", sostuvo, al momento que indicó que este no es un ajuste salarial y el proceso se corresponde con el pedido de los gremios de respetar la carrera administrativa.

Comentá la nota