Manifestación de trabajadores municipales afiliados a ATE

Manifestación de trabajadores municipales afiliados a ATE
Un grupo de trabajadores agremiados en ATE (Asociación de Trabajadores del Estado) se manifestó ayer a la mañana frente al Palacio Municipal –tanto en el ingreso sobre Rivadavia como en el de 3 de Febrero-.
Fue después que, desde el Ejecutivo, señalaran que el reclamo por un incremento salarial del 20 por ciento “es un disparate”. Tras la protesta se llevó a cabo una nueva reunión entre las partes y se acordó hacer una pausa en la medida de fuerza hasta mañana. Se evalúa una “ayuda extraordinaria” para fin de año.

Luego de realizar una nueva asamblea en el Corralón municipal, los trabajadores determinaron convocar a un paro y movilización por 48 horas como medida para acompañar el pedido de recomposición que reclaman al Municipio en consideración de las variaciones inflacionarias del presente año.

La movilización, no muy numerosa como en otras oportunidades, terminó en las puertas del Palacio Comunal donde los empleados se concentraron solicitando una reunión con representantes municipales.

El edificio de Gobierno se vio envuelto en el humo de los neumáticos encendidos y su fachada quedó tiznada. El resto de los empleados municipales realizaban sus tareas en el interior con el tronar de los bombos y redoblantes

Las autoridades del Gobierno local expresaron su asombro por la decisión del gremio de llegar a esta instancia, la cual comenzó la semana pasada con la toma del Corralón por dos horas y media impidiendo el ingreso de funcionarios del área.

Mientras el diálogo con el Sindicato de Trabajadores Municipales continúa abierto para analizar temas como recategorizaciones y pase a planta permanente después de haber alcanzado el aumento del 21 por ciento anual que se había acordado, desde el Ejecutivo indicaron que ATE actuó “intempestivamente” y que no es viable su pedido.

“Un trabajador municipal cobra de 3 mil pesos, el desfasaje con la realidad es importante, debería estar percibiendo como mínimo 5 mil pesos”, señalaron desde la asociación sindical.

Los gremialistas hicieron referencia a la propuesta del Ejecutivo de abonar una “ayuda extraordinaria” para el cierre del año, a lo que los trabajadores realizaron una contraoferta para que la misma sea monetaria, por 2 mil pesos a abonar en cuatro veces antes del inicio de las paritarias del próximo año.

“Es necesario un acuerdo urgente y no como en otros sectores que les han brindado nada más que un premio anual por las fiestas”, agregaron, “la gente necesita cubrir sus necesidades y no por un rato”, expresaron los trabajadores.

No obstante, luego de mantenerse una nueva reu-nión ayer al mediodía entre las autoridades gubernamentales y gremiales, se acordó levantar el paro que se había decretado, para analizar lo hablado. Mañana se realizará un encuentro para definir el futuro del conflicto.

Comentá la nota