Las manifestaciones de protesta de Fuerza y Luz causaron problemas con los vecinos

Marita, una oyente de Radio Brisas contó como hace cuatro días que se están reuniendo grupos de Luz y Fuerza en la puerta del Hotel 13 de Julio donde las bombas de estruendo no dejan vivir a los vecinos, hasta el punto que de una jardín de infantes de la zona, llamaron a los padres para que se llevaran a sus hijos

En otra escuela secundaria no se pudieron dictar clases. Las aves se estrellan contra los cristales y una vidriera del hotel se rompió por las esquirlas de estas bombas de estruendo. Estas personas no se hospedan en el Hotel 13 de Julio, solo que han tomado este sitio como punto de encuentro para expresar sus ruidosos reclamos. La policía está cortando el tránsito en la zona para evitar que las personas sufran algún tipo de daño.

Claudia Piccolo, presidenta del Consejo Escolar, ante los hechos manifestó a Radio Brisas que la misma policía sugirió a las escuelas que se suspendieran las clases en resguardo de los menores, dado que sucedieron en la zona situaciones conflictivas. Las actividades lectivas se retomarán en cuanto acabe las elecciones que se están llevando a cabo en el hotel.

Comentá la nota