Mantiene la presión la CGT opositora: acto en la Plaza el 14 de mayo

Lo decidieron ayer Moyano, Barrionuevo y otros gremialistas
“Si fallás en esto, retrocedés”. Con este argumento Hugo Moyano venía mostrando en los últimos días sus dudas sobre volver a convocar en lo inmediato a un paro general contra el Gobierno. El criterio del camionero finalmente se impuso: la “mesa chica” del sindicalismo opositor descartó ayer hacer ya otra huelga y, en cambio, decidió realizar una concentración en Plaza de Mayo el próximo miércoles 14 de mayo, según informó a Clarín el gastronómico Luis Barrionuevo “En vez de hacer un paro, se decidió darle más tiempo al Gobierno para que responda a nuestros reclamos”, contó Barrionuevo. Y agregó: “Vamos a poner toda la carne en la parrilla. Va a ser una movilización muy importante”.

La movilización será para insistir con la amplia agenda de reclamos del sindicalismo: actualización de Ganancias, mejora de los haberes jubilatorios, políticas contra la inflación y la inseguridad, cancelación de la deuda que el Estado tiene con las obras sociales y negociaciones salariales libres. Estos fueron los argumentos con los que convocaron a un paro el jueves 10.

Moyano, Barrionuevo y los restantes integrantes de la “mesa chica” del sindicalismo opositor participaron ayer de un asado que organizó el líder de la UATRE, Gerónimo “Momo” Venegas. También estuvieron el colectivero Roberto Fernández, el maquinista Omar Maturano, el panadero Abel Frutos, el municipal Amadeo Genta, el estacionero Carlos Acuña y Juan Carlos Schmid (Dragado y Balizamiento).

El asado fue en el quincho que Venegas tiene en el cuarto piso de su gremio. La carne, dijeron las fuentes consultadas, había sido enviada especialmente por el matarife Alberto Samid. Tomaron vino tinto de la bodega Catena Zapata.

El de ayer fue el primer encuentro que los sindicalistas mantenían tras el paro de hace 13 días. Lo primero que discutieron fue una propuesta de realizar un paro de 12 horas, pero la idea no prosperó. Sí hubo consenso en que la escalada contra la administración de Cristina Kirchner debe ser cauta.

Así, de decidió convocar a un plenario en la CGT para el próximo miércoles 30, es decir en la víspera del Día de los Trabajadores. Ahí se discutiría qué hacer en caso de que la Casa Rosada siga sin dar respuestas después de la movilización a Plaza de Mayo. Una idea que se barajó ayer es convocar a otro paro antes de finales de mayo.

Dirigentes que estuvieron en el asado consideraron que el riesgo de la movilización es que “puede ir poca gente”. “Hacer un paro es mucho más fácil”, aseguraron.

El colectivero Fernández y el maquinista Maturano aún pertenecen a la CGT oficialista. Fueron invitados a la reunión que esa central tendrá mañana en Taxistas.

Comentá la nota