El mapa de los gremios de Mendoza: a la espera de lo que resuelva la CGT nacional

En general, los gremialistas esperan ver cómo termina todo en los próximos días para luego, aquellos que pueden, determinar sus futuros.
Con perfil bajo y sin definiciones de importancia, los dirigentes gremiales mendocinos recibieron la noticia de la fractura de la Confederación General del Trabajo (CGT) que lidera Hugo Moyano. La mayoría responde a sus federaciones y conducciones nacionales, por lo que tiene que esperar lo que se resuelva en Buenos Aires. De todos modos, no se pueden sorprender mucho, ya que hace mucho que en el territorio "menduco" funcionan dos CGT.

La interna gremial estalló y dividió en dos a la central obrera nacional demostrando que la mayoría de los dirigentes justicialistas no se puso de acuerdo en la oportunidad y la conveniencia para liderar los reclamos de los trabajadores. La cuestión es política. ¿De qué forma reclamar al Gobierno nacional, de su mismo signo político, que la inflación se come el salario de los trabajadores?, ¿cómo defender a los dos millones de trabajadores cuyos salarios son recortados por el Impuesto a las Ganancias?

Hay que sumar el enojo de muchos por la falta de diálogo del Gobierno nacional que "no los tiene en cuenta" y la ausencia de dirigentes sindicales en puestos importantes de la burocracia estatal. El dilema es: ¿qué oportunidad y qué conveniencia discutir frente a la Presidenta que obtuvo 54% de los votos para su segundo mandato?

El mapa local

En Mendoza se repite el esquema del poder gremial en los diversos sectores. Hay algunas organizaciones gremiales que, al no depender de una organización nacional, tienen mayor poder de decisión política sobre sus definiciones: pueden acordar en la provincia y rechazar las políticas nacionales o viceversa.

En la provincia, Hugo Moyano cuenta con el apoyo de Sindicato del Personal de Micros y Ómnibus (Sipemon), cuyo secretario general es Rodolfo Calcagni, que participa en estos momentos del entorno del líder de los camioneros. Aquí se suman los Bancarios, Vialidad, Estaciones de Servicio, Canillitas. De acuerdo a los voceros consultados, se abrieron de este sector los Petroleros Privados, Madera y los mineros de AOMA y se estima que sumarán sus votos al sector que comanda Oscar Lescano.

De todos modos, puede haber novedades en el gremio de los Bancarios, ya que puede suceder a Juan José Zanola (que estuvo en prisión por la causa de la mafia de los medicamientos) Sergio Palazzo.

En el sector de los "Gordos", formado por los históricos gremios de servicios como Luz y Fuerza y Comercio, a cargo de Oscar Lescano y Armando Cavallieri, se anotan los mendocinos de Luz y Fuerza, Comercio, ATSA, Químicos, Alimentación, SUPE, la Unión Ferroviaria, y Unión Personal Civil de la Nación (UPCN).

Así como en el ámbito nacional Hugo Barrionuevo, desde los Gastronómicos, encarna una "pequeña CGT", en la provincia funciona una segunda central obrera a la que se conoce como "CGT Unificada", conducida por Jorge Córdoba, producto de la alianza de los "disidentes" y "la gente de la Rucci". Aquí se anotan Químicos, Gastronómicos y Sindicato Unidos Petroleros del Estado (SUPE), que responden a sus dirigentes nacionales por lo que sumarán sus votos a los "Gordos".

Además de los moyanistas, los "Gordos" y el sector de Barrionuevo, hay que sumar a los representados por la Central de los Trabajadores Argentinos (CTA) que también está partida. En el sector de Michelli se anotan los combativos ATE y Judiciales; y del lado de Hugo Yasky, los maestros del SUTE y la CTERA.

Comentá la nota