Maratónica jornada de negociaciones con los Dragones como protagonistas

Desde poco después del mediodía de ayer se concretó una maratónica jornada de negociaciones con una numerosa presencia de apoderados y abogados de empresas y yacimientos, y por otra parte de los principales referentes de los Dragones para intentar paliar la difícil situación que se plantea en el sector de la construcción en yacimiento y que amenazaba con un paro total de actividades.

Anoche, alrededor de las 21, aún se armaba el documento final que, de hecho y para tranquilidad de toda la comunidad, desechaba la posibilidad de una medida de fuerza que impidiera el trabajo en equipos y pusiera en riesgo la producción petrolera.

La jornada, en sede de Petrominera, reunió a referentes de CAPSA, Secretaría de Hacienda municipal, Tecpetrol, SINOPEC, PAE, YPF, Subsecretaría provincial de Trabajo, entre otros y los dirigentes dragones, Raúl Murga, Luis Olivares y Guido Dickason.

En el marco de las negociaciones y entre los puntos que llevaban el mayor tiempo de análisis, surgió la denuncia discriminación del sector dragón por considerárselo dentro del encuadre de los últimos convenios -como el caso de los petroleros- por lo que a igual trabajo, no perciben la misma asignación salarial.

Otro de los temas más álgidos fue la condición y falta de aportes del pago especial de agosto de $5.000 para los trabajadores de HCC y el despido de al menos seis operarios. Sobre este punto, se acordó que ese personal será absorbido por Skanka en una obra que otorgará YPF, mientras que quedaba en discusión el aporte especial ya que ese pago, que fue depositado en las cuentas de la empresa, fue embargado por la AFIP por deudas de la contratista con el ente autárquico recaudador de impuestos y corresponden a 32 trabajadores.

Con este tema por resolver, se acordó que los sueldos, que aún están en poder de YPF, sean abonados a través de la Secretaría de Trabajo, lo que demandará una sincronización logística de partes que espera solucionarse definitivamente en las próximas horas.

Por último, se acordó un plazo hasta el jueves de la próxima semana, para terminar de definir todos los puntos conflictivos que enfrenta el gremio de los Dragones con operadoras o contratistas, y terminar de distender el clima alejando el fantasma de una medida de fuerza de gran magnitud.

Comentá la nota