La marcha de ADUCA incluyó también un reclamo por la OSEP

La marcha de ADUCA incluyó también un reclamo por la OSEP
Abandonar el clientelismo y "dejar de echar culpas a otros" fue otra petición a la mandataria. Docentes del sector no iniciarán las clases.

Con un fuerte reclamo al Gobierno por un aumento salarial para todos los estatales y contra los padecimientos a causa de la situación deplorable de la OSEP, ayer realizaron una marcha docentes de ADUCA junto a representantes de los Autoconvocados de la Salud y de ATE, la que concluyó frente a la Casa de Gobierno con la quema de una cabeza que aludía directamente al ministro de Educación, José "Chino" Ariza.

Olga Ponce de León, titular de ADUCA, puso en claro que "estamos en esta plaza, una vez más, para reclamar un aumento justo para los trabajadores de la educación, de la salud y todos los trabajadores de la administración pública provincial".

La dirigente del sindicato al que Educación ignora a la hora de entablar negociaciones fustigó: "Este Gobierno, que se hace el ciego, sordo y mudo, lo único que ha hecho es propalar amenazas de descuentos, de ilegalidades, pero ni una sola idea se les cae de la cabeza en cómo solucionar el desastre educativo y provincial en el que está sumergida Catamarca".

Más adelante apuntó a la situación de la Obra Social de los Empleados Públicos, diciendo: "Señora gobernadora, ministro Ariza: los trabajadores decimos basta de recortes y persecuciones. Mientras los recursos de los catamarqueños se dilapidan en el clientelismo, en los clubes, han fundido a la OSEP y ya ni enfermarnos podemos".

Todavía más, ahondó en el reclamo directo a Lucía Corpacci por una solución al vaciamiento de la obra social estatal. "Como ciudadanos, señora gobernadora, no le venimos a pedir por favor, le exigimos respuestas concretas porque está en juego la educación y la salud de nuestros hijos. Le exigimos respuestas concretas por lo que está pasando en la OSEP y que se haga cargo de lo que está ocurriendo allí. De una vez por todas, tiene que gobernar la cosa pública y dejar de echar culpas a otros", redondeó.

Recordó la fracasada conformación del Consejo del Salario, en diciembre, solo con la participación de los gremios "reconocidos" -ATECA, UDA, SADOP y SUTECA- y que la docencia catamarqueña está en el vigésimotercer lugar en la grilla salarial y "entre los peores pagos del país", mientras la provincia es la cuarta aportante en riquezas a la Nación.

A la misma hora, ADUCA realizaba marchas en Tinogasta y en Santa María. Hasta el 5 de marzo, el gremio hará asambleas en todas las escuelas, para concientizar sobre aquellos reclamos y sobre la vigencia del Estatuto del Docente y del Nomenclador de Cargos que son "nuestras leyes", subrayó Ponce de León.

En medio de un ritual carnavalero que incluyó una vidala de despedida, fue incinerada la cabeza de un pujllay "chino". Al final, los docentes presentes votaron no iniciar las clases, con un "paro total, sin asistencia a los lugares de trabajo y movilización", el miércoles 5 de marzo.

También marcharon en Tinogasta

En la plaza principal de Tinogasta, ayer por la mañana también se realizó la movilización de los docentes nucleados en ADUCA, con una interrupción del tránsito en la esquina de las calles Presidente Perón y 25 de Mayo. Aunque solo fueron unos minutos, la protesta docente causó malestar e inconvenientes a quienes transitaban a media mañana por la ciudad. De todas maneras, el objetivo del sector se cumplió haciendo conocer sus reclamos mediante pancartas donde se pedía un incremento del 40 por ciento y en un solo pago, como parte de las negociaciones que se llevan adelante en el marco de la mesa salarial.

El delegado de ADUCA, Miguel Trejo, dijo que "hay malestar entre los docentes porque el Gobierno está proponiendo un aumento que no está acorde con la realidad". Los docentes nucleados en ADUCA continuarán con huelga, con asistencia a los lugares de trabajo y sin prestación de servicios.

Ante la posibilidad de que se convoque a conciliación obligatoria, Trejo opinó que sería lamentable que "el Gobierno no tenga facultad para el diálogo, porque dictando una conciliación se cierra toda puerta. Lo más coherente sería sentarse, hablar y llegar a un acuerdo, porque si para otros sectores hubo un 44 por ciento de aumento, también nosotros deberíamos tenerlo".

Comentá la nota