En marcha de antorchas, Altamirano dijo que la conciliación no incluye a UTS

En diálogo con Cadena 3, el titular de esa agrupación señaló que la agrupación no fue notificada de la convocatoria y que por lo tanto el lunes continuarán con las asambleas.
En una marcha de antorchas realizada esta tarde, el titular de la Unión de Trabajadores de la Salud, Carlos Altamirano, dijo a Cadena 3 que el dictado de conciliación de la Secretaría de Trabajo emitida por Omar Sereno, no incluye explícitamente al grupo de trabajadores que él lidera.

"Con las manos vacías no nos podemos ir. Es natural que el Gobierno diga que no tiene plata y es natural que nosotros digamos que tienen que darnos plata", indicó Altamirano

Esta tarde, UTS realizó una marcha de antorchas en el marco de los reclamos que vienen realizando hace ocho semanas, en tanto Altamirano que al no estar incluidos en la conciliación, el lunes continuarán con las asambleas.

Cabe recordar que la Secretaría de Trabajo de Córdoba dictó el jueves por la tarde la conciliación obligatoria en el marco del conflicto que los empleados públicos mantienen con la Provincia, desde hace dos meses, en reclamo de mejoras salariales.

La medida regirá a partir de la hora 0 del próximo lunes y se extenderá durante 15 días hábiles, según lo informado a Cadena 3 el secretario de Trabajo, Omar Sereno.

Por su parte, el ministro de Salud de la Provincia, Oscar González, aclaró a Cadena 3 que la convocatoria a la mesa de diálogo incluye “a todos los sectores involucrados, más allá de que tengan representación gremial”.

Antes, Sereno había explicado que la resolución involucra “tanto al sector de la administración central, comprendido en la ley 7233”, como a los equipos de salud humana, incluidos en “la ley 7625”.

“En la resolución, hay un intento abarcativo -subrayó Sereno-. Vamos a tratar de llegar sobre el pleno de la conflictividad, incluyendo a aquellos que, por las características de institucionalidad que tienen, no tendrían todavía los elementos suficientes para considerarlos con la representación legal”.

En esa misma línea, agregó: “El intento es incluir a los sindicatos con personería gremial, a los que tienen simple inscripción y a todos aquellas agrupaciones que se han conformado de manera espontánea, con la idea de que podamos desandar el camino de la conflictividad y empezar a buscar el camino del diálogo”.

El llamado a la negociación abarcará tanto a las agrupaciones con personería gremial -Sindicato de Empleados Públicos (SEP), Unión del Personal Superior (UPS) y Asociación de Trabajadores de la Sanidad (ATSA)-, como a las que no cuentan con representación legal -Unión de Trabajadores de la Salud (UTS), Médicos Unidos y la Asociación Trabajadores del Estado (ATE)-.

La fecha de la primera reunión entre las partes todavía no está definida.

Invitaron a Médicos Unidos

La agrupación Médicos Unidos, que principalmente representa a médicos anestesistas, fue la primera en ser invitada por el Ministerio de Salud para sumarse a la mesa de negociación.

Tras el encuentro que mantuvo ayer con el ministro González, Rubén Cantero, representante de Médicos Unidos, aseguró a Cadena 3 que salieron “conformes por el reconocimiento del sector” y dijo que “en principio fue positiva la reunión”.

Pese a confirmar que “no hubo una oferta” salarial, Cantero remarcó que “fue simplemente la invitación formal desde el Ministerio a que Médicos Unidos se siente en la mesa de negociación a partir de la conciliación obligatoria”.

“Es beneficioso el hecho de que quieran sentarse a hablar de este conflicto”, agregó.

Sobre las otras agrupaciones que representan diversos sectores de la salud, Cantero aseguró que “durante todo este tiempo ha habido una crisis de representatividad en el sector salud que queda representado en la aparición de estos nuevos sectores”. “Lo ideal sería que nos llamen a todos”, dijo.

Además, el representante de Médicos Unidos, destacó que durante la reunión “no hubo referencia a otros sectores, sino una demostración general de que había voluntad de dialogar con todos”.

Informes de Andrés Carpio, Juan Pablo Viola y Abelardo Fonseca

Comentá la nota