Marcha de La Bancaria: Palazzo y Pablo Moyano reclamaron reapertura de paritarias, cese de despidos y la eliminación del Impuesto a las Ganancias

Marcha de La Bancaria: Palazzo y Pablo Moyano reclamaron reapertura de paritarias, cese de despidos y la eliminación del Impuesto a las Ganancias

La Bancaria está por la “defensa irrestricta de la banca pública y de la industria nacional”. Malestar porque Prat Gay reconoció que el alivio para los contribuyentes será menor al prometido y que llevará más de dos años.

El secretario general de La Bancaria, Sergio Palazzo, acompañado, entre otros dirigentes, por el camionero Pablo Moyano, marcharon este jueves por el Microcentro de Buenos Aires, reclamando la reapertura de las paritarias y el cese de despidos en el sector.

Además, se manifestaron a favor de un paro nacional, que sería ratificado por la CGT para octubre próximo.

En una masiva concentración, La Bancaria exigió “el cese de los despidos, la declaración de la emergencia ocupacional y social, la inmediata reapertura de las negociaciones paritarias, la derogación del impuesto a las Ganancias y una reforma tributaria para que aquellos que más ganan, más paguen”.

Palazzo resaltó que La Bancaria está por la “defensa irrestricta de la banca pública y de la industria nacional”.

La medida de fuerza que resintió la actividad de los bancos en la city porteña, fue parte de un plan de acción que en las próximas semanas amenaza con derivar en un paro.

La concentración convocada por la Asociación Bancaria comenzó a las 11 en Sarmiento y Reconquista, en donde confluyeron delegaciones de activistas de todo el país. Luego, a las 12, Palazzo encabezó un acto en Perón y Reconquista, a pocas cuadras del Banco Central y en pleno corazón del centro financiero del país.

“Si no hay solución, va a haber paro”, advirtieron los bancarios.

A raíz de la protesta, la atención al público en las entidades financieras fue menor a la habitual. La Bancaria elevó la semana pasada al Ministerio de Trabajo el pedido formal de reapertura de paritaria, debido a la pérdida de poder adquisitivo por una inflación que el gremio estima en torno al 45% y el Impuesto a las Ganancias.

Los empleados de los bancos fueron de los primeros en cerrar un aumento a principios de abril, del orden del 33% -y del 35% si se suman adicionales-. Sin embargo, aseguran que la mejora ya quedó desfasada por los precios. “Si bajó la inflación en agosto, no es por (Federico) Sturzeneger o (Alfonso) Prat Gay, es porque no tuvo efecto el tarifazo. En octubre, sí lo va a tener”, dijo Berrozpe, al referirse a la política del titular del Banco Central y del ministro de Hacienda.

La marcha bancaria tuvo lugar horas antes del confederal de la CGT que este viernes facultará al triunvitaro a convocar una protesta “cuando sea oportuna”, según confirmó el secretario de prensa de la central, Jorge Solá.

La derogación del impuesto a las Ganancias es uno de los principales reclamos de los bancarios. El malestar gremial respecto al gravamen escaló luego de la presentación del Presupuesto 2017 la semana pasada. En ese marco, Prat Gay reconoció que el alivio para los contribuyentes será menor al prometido y que llevará más de dos años.

Comentá la nota