Marchas cruzadas: sí o no a edificar

La UOCRA reclamó la reactivación de las obras frenadas. Los vecinos de los barrios Universitario y Napostá piden que no se levanten más edificios multifamiliares en su sector. Hoy el Concejo podría definir las pautas de construcción para esa zona.
En la mañana y el mediodía de ayer, el gremio que agrupa a los obreros de la construcción, la UOCRA, y los vecinos de los barrios Universitario y Napostá, se manifestaron para pedir que se tengan en cuenta sus contrapuestos intereses en la sesión de hoy del Concejo Deliberante.

Según las previsiones, el cuerpo deliberativo trataría el proyecto de ordenanza que reformula el Código de Planeamiento Urbano (CPU) para los barrios mencionados.

Los obreros, que marcharon frente al Palacio Municipal y el Concejo Deliberante, sostienen que el 70 por ciento de la industria de la construcción es motorizada desde el ámbito privado, el cual se ve acotado en su voluntad de realizar inversiones en la mencionada zona, según los gremialistas, "porque no hay reglas claras". Además, afirman que hay unos ocho proyectos que están paralizados en la comuna (ver aparte).

Los vecinos cortaron media calzada en tres lugares (19 de Mayo y Florencio Sánchez, Zelarrayán y San Juan, y Nicaragua al 1400) para pedir que no se permita que se levanten edificios multifamiliares en altura en esa zona.

Argumentan principalmente que los servicios públicos están colapsados y que las construcciones de los últimos años alteran la tradicional fisonomía del sector.

Recepciones. Los trabajadores entregaron petitorios al secretario de Gobierno, Fabián Lliteras, y a la presidenta del Concejo, Marta Castaño.

"Solicitamos el rápido fin del corralito urbano y la plena vigencia del nuevo Código de Planeamiento. Necesitamos la urgente actualización del Código de Edificación, que data del siglo pasado, con más de 50 años de diferencia con los actuales procedimientos y avances tecnológicos".

Así decía parte del texto presentado por los gremialistas Oscar Destéfano, secretario de Finanzas de la UOCRA, y Francisco González, secretario de Organización y Asuntos Gremiales.

También reclamaron por mayores medidas de seguridad en los lugares de trabajo, la asignación de viviendas para los obreros afiliados, el cumplimiento en tiempo y forma del pago de las certificaciones de obras para evitar interrupciones en la cadena de cobro y la continuidad de los planes de construcción de viviendas puesto que "los ingresos de 1.500 trabajadores y la calidad de vida de sus familias dependen de ello".

Opinión

No estamos de acuerdo con el nuevo planeamiento

María del Carmen Consoli (*)

Especial para "La Nueva Provincia"

Habiendo leído en "La Nueva Provincia" que el señor Marcelo Lenzi (encargado por la comuna para delinear los cambios al CPU) declara que los vecinos estamos de acuerdo con el nuevo Código de Planeamiento, le decimos que no es verdad. La única intervención que nos dejaron tener, a algunos vecinos, en el nuevo CPU, fue leerlo después de haber sido confeccionado por la Municipalidad, el Colegio de Ingenieros y el Concejo Deliberante. Y nos dijeron que si no estábamos de acuerdo con el nuevo proyecto, seguiría en vigencia el antiguo que es mucho peor para nuestro barrio.

El nuevo Código es más de lo mismo. Después de aceptado el Código, ellos se encargan de modificarlo para que sea más lucrativo, sin importarles los vecinos. Recordemos que los premios están suspendidos. No entendemos demasiado del tema, pero sí entendemos la realidad que vivimos.

Basta. Queremos decirle a las autoridades que no subestimen la inteligencia de los ciudadanos. Esa es la actitud que siempre han tenido para con los vecinos. Por eso declaramos que no estamos de acuerdo con el nuevo CPU. Sí estamos de acuerdo con que se designe definitivamente al barrio Universitario como zona protegida de viviendas multifamiliares en altura.

(*) Vecina del barrio Universitario

Polémica por planos no aprobados

En un acta labrada por el escribano Santiago Scattolini quedó narrada la visita que el 10 del mes pasado realizaron el notario, el ingeniero civil Fernando Ezequiel Zunino y el representante de la firma Bahía Urbana SA, Víctor Silvetti, a las oficinas de Obras Particulares de la Municipalidad.

Asistieron a los efectos de intimar a la comuna para la aprobación de los planos de edificios presentados por la empresa, "toda vez que se encuentran vencidos los plazos legales" y que "la demora hasta ahora producida por el silencio de la administración municipal le implica a la contribuyente citada un daño irreparable".

En primera instancia, señalaron que fueron atendidos por Luis María Benedettini quien, según el acta, afirmó que el plano 1023-B-2010, luego de varias correcciones, estaba en condiciones de aprobarse y que en los próximos días tendría que salir firmado.

No obstante, mencionó que no lo firmó porque el arquitecto Alberto Casali, responsable del área, le dijo que suspenda la firma de los planos de obra para viviendas multifamiliares en las zonas de Universitario y Napostá, sin expresarle los motivos de la medida.

Mientras Silvetti exigía la aprobación del proyecto, se hizo presente Casali, quien dijo, siempre según el acta, que la aprobación de planos de obra para viviendas multifamiliares en Universitario y Napostá "se encuentra suspendida por orden del Ejecutivo municipal por ser un tema político" y que deberían esperar para ver cómo se resolvía el tema con el cambio de la ordenanza municipal.

"Agrega (Casali) que hay siete u ocho planos que se encuentran en la misma condición y que la aprobación será una decisión que se tomará entre todos", se añadió en el escrito.

El documento indica que Silvetti preguntó qué significa "entre todos", a lo que Casali respondió "entre los distintos sectores de la comunidad". Luego, el representante de la firma le consultó al funcionario si el plano se encuentra en condiciones de ser aprobado de acuerdo con la normativa vigente, a lo que recibió como contestación que "se adecua, pero como está por aprobarse la nueva ordenanza, hay orden del Ejecutivo de no aprobar planos en la zona de Universitario y Napostá".

Finalmente, el representante de Bahía Urbana exigió la aprobación del plano en 48 horas y avisó que, en caso contrario, iba a iniciar las acciones legales que correspondan, en particular, la de incumplimiento de los deberes de funcionario público.

Respuesta de Lliteras. El secretario de Gobierno, Fabián Lliteras, aseguró a "La Nueva Provincia" que en la actualidad no está suspendida la aprobación de planos de viviendas multifamiliares en los barrios Universitario y Napostá.

"Sí hay sobreexigencias a partir de la suspensión de los premios a la construcción. Se está trabajando fuertemente en el cumplimiento de las normas", señaló Lliteras, luego de negar que se haya tomado una decisión política de no aprobar planos en el mencionado sector, hasta que no se aprueben los cambios al CPU promovidos desde el Ejecutivo.

Comentá la nota