Marche una conciliación exprés para el SOMU

 	Marche una conciliación exprés para el SOMU
La medida de fuerza aplicada por el gremio, que no permitió la zarpada de barcos de la flota costera, llegó a su fin el viernes por la tarde cuando el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria. Las partes deberán presentarse ante la máxima autoridad laboral el 2 de octubre, en Buenos Aires.
Durante la semana pasada, el conflicto latente entre los propietarios de barcos costeros y el SOMU tomó un estado vertiginoso. En tres días realizaron un acuerdo, lo rechazaron, fueron al paro y el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria. La autoridad nacional de la cartera laboral citó a las partes a una reunión en su sede capitalina para el 2 de octubre a las 11:30. A instancias de la viceministra de Trabajo, Noemí Rial, buscarán arribar a un acuerdo respecto de la eliminación del 19% que hoy se descuenta de la producción de los barcos para afrontar el pago de las cargas sociales.

Desde hace varios meses el SOMU, gremio signatario de convenio para la marinería, se encuentra realizando un persistente reclamo a los propietarios de embarcaciones costeras sobre la forma en la que se liquidan los salarios de las tripulaciones. Por un lado denuncian una evasión descomunal en el “80% de los recibos”, en donde solo figura el “30% del importe real”; por otra parte se persigue la modificación del Convenio Colectivo de Trabajo 335, que regula la actividad en esta flota, con el objetivo de eliminar el 19% que se descuenta de la producción del barco para que los armadores hagan efectivo el pago de cargas sociales.

Desde la Asociación de Embarcaciones Costeras aseguraron que aunarían esfuerzos con el gremio para evitar la evasión y buscar que los sueldos sean “bien liquidados”; pero se mostraron reacios a realizar modificación alguna sobre el porcentaje que se aplica a la producción para realizar el pago de cargas sociales, francos y ART: “No tengo consenso para eliminar el 19%, yo no lo voy a sacar, antes renuncio”, dijo a REVISTA PUERTO Marino Retrivi, presidente de la Asociación.

El pasado miércoles 19 el secretario general del SOMU local, Rubén Manno mantuvo una reunión con Retrivi, a partir de la cual habían arribado a un principio de acuerdo. Fruto de ese encuentro se acordó un aporte mínimo para la obra social, aumento del franco y el establecimiento de un precio mínimo de referencia. Las partes se habían comprometido a rubricarlo dos días más tarde. Nunca se concretó.

Los alcances del acuerdo fueron comunicados por Manno a las máximas autoridades del sindicato en Buenos Aires, quienes no aceptaron y ordenaron al secretario regional decretar el paro de actividades para este sector de la flota pesquera marplatense. El jueves 20 por la mañana, mientras el borrador del acuerdo todavía no se había terminado de redactar, el SOMU anunció el inicio de la medida de fuerza. Desde el sector empresario se mostraron sorprendidos y reprocharon “la falta de seriedad”.

El SOMU busca la eliminación del 19% como así también que los sueldos sean liquidados en su totalidad en blanco. Ése fue el lema de los afiliados que se manifestaron en la entrada de la banquina chica e impidieron la zarpada de los barcos costeros. La medida se mantendría, anunciaron, hasta tanto los empresarios dieran respuesta a los reclamos o el Ministerio de Trabajo dictase la conciliación obligatoria. Esto último permitiría llevar a los empresarios a un ámbito de discusión que no les será seguramente favorable y los dirigentes gremiales lo saben: “Eso nos permite sentar en la mesa del Ministerio a Retrivi. La única manera es obligándolo con un paro”, había declarado Manno.

La conciliación obligatoria fue ordenada por la cartera laboral el vienes por la tarde y las partes fueron llamadas a concurrir a la sede del Ministerio en Capital Federal, el martes 2 de octubre a las 11:30. Rubén Manno se mostró satisfecho, ya que considera esta la única forma de poder llegar a un acuerdo beneficioso para los trabajadores: “Hace 11 años que nos están robando. Basta de vivos, en su momento el 19% sirvió para sacar a los tripulantes de su situación de monotributistas pero ahora ya está, que los trabajadores se paguen sus cargas sociales es anticonstitucional”, sentenció Manno.

Comentá la nota