La UTS marchó por el centro y pidió respuestas a Schiaretti

Los trabajadores del Hospital San Antonio de Padua repartieron folletería e informaron a la ciudadanía sobre su pedido.
Se manifestaron en contra de los descuentos y de la actitud de Minardi en el conflicto

Con­ti­nuan­do con las me­di­das de re­cla­mo por un au­men­to sa­la­rial, los tra­ba­ja­do­res de la sa­lud del Hos­pi­tal San An­to­nio de Pa­dua mar­cha­ron por las ca­lles del cen­tro de la ciu­dad y pi­die­ron res­pues­tas del go­bier­no pro­vin­cial. Los re­pre­sen­tan­tes de la UTS agradecieron el acom­pa­ña­mien­to de la ciu­da­da­nía.

“De­ci­di­mos ha­cer la mar­cha en el cen­tro en un día en el que hay mu­cho mo­vi­mien­to de gen­te, pa­ra sa­car la pro­tes­ta ha­cia fue­ra del Hos­pi­tal, pa­ra que la ciu­da­da­nía de Río Cuar­to y la re­gión se in­te­rio­ri­ce so­bre cuál es nues­tra si­tua­ción”, ex­pli­có San­dra Som­ma­dos­si, una de las de­le­ga­das.

Des­de la pla­za cen­tral re­co­rrie­ron las ca­lles pró­xi­mas y en­tre­ga­ron fo­lle­te­ría don­de ex­pli­ca­ban las ca­rac­te­rís­ti­cas del con­flic­to a los tran­seún­tes.

La mo­vi­li­za­ción se lle­vó a ca­bo mien­tras el go­ber­na­dor Juan Schia­ret­ti es­ta­ba inau­gu­ran­do el nue­vo puen­te de ba­rrio Al­ber­di. “Si­guen inau­gu­ran­do obras, pe­ro no se con­tem­pla nues­tro pe­di­do, si­guen pre­sen­tan­do hos­pi­ta­les que en rea­li­dad es­tán va­cíos”, de­cía la de­le­ga­da en la mar­cha.

“Apro­ve­cha­mos la pre­sen­cia del go­ber­na­dor Juan Schia­ret­ti, pa­ra de­mos­trar­le que la sa­lud pú­bli­ca en Río Cuar­to tam­bién es­tá en con­flic­to y lu­cha”, ase­gu­ró, y lue­go in­di­có: “Es una si­tua­ción que se ha ex­ten­di­do a to­da la pro­vin­cia de Cór­do­ba y el go­ber­na­dor si­gue ha­cien­do oí­dos sor­dos y ha de­ci­di­do de­jar­le el con­flic­to al go­ber­na­dor en­tran­te”.

- ¿Có­mo ha si­do la res­pues­ta de la ciu­da­da­nía an­te el re­cla­mo?

- To­dos los tra­ba­ja­do­res del hos­pi­tal es­tán ad­hi­rien­do a la pro­tes­ta. En tan­to, la ciu­da­da­nía ha mos­tra­do una to­tal ad­he­sión al no con­cu­rrir al hos­pi­tal. En al­gu­nos ca­sos se ha he­cho ex­plí­ci­to el apo­yo, con la pre­sen­cia de fa­mi­lia­res de nues­tros pa­cien­tes, por­que la gen­te sa­be del com­pro­mi­so que te­ne­mos con nues­tra ta­rea.

Som­ma­dos­si in­di­có que no han te­ni­do cru­ces con la ciu­da­da­nía por los re­cla­mos, y des­ta­có: “Ha­cer un pa­ro en sa­lud no es co­mo en cual­quier otra re­par­ti­ción don­de se ba­jan las ven­ta­ni­llas y se de­ja de aten­der a la gen­te, hay mu­chas co­sas que se­gui­mos aten­dien­do, y pa­ra eso se ha con­for­ma­do la Co­mi­sión de Se­gui­mien­to del Pa­ro”. Se­ña­ló que es­ta co­mi­sión, plan­tea cuá­les son los ca­sos que de­ben aten­der­se y ser te­ni­dos en cuen­ta.

Comentá la nota