En un marco de unidad la CGT local celebró el Día del Trabajador

En un marco de unidad la CGT local celebró el Día del Trabajador
Fue reinaugurada la sede de Catamarca 2124. Lo hizo en presencia de representantes de los 75 gremios adheridos. El obispo Marino bendijo las instalaciones y se recordó al dirigente de Utedyc Leonardo Cataldi, recientemente fallecido.

Tal cual estaba previsto, la CGT Regional Mar del Plata dejó ayer reinaugurada su sede de Catamarca 2124 la cual fue totalmente reciclada y ampliada.

A la ceremonia, que se desarrolló en la vía pública, además del jefe comunal, Gustavo Pulti, asistieron miembros de su gabinete, integrantes del HCD, el titular de la central obrera, Pedro Fernández, representantes de los 75 gremios adheridos, el obispo diocesano, monseñor Antonio Marino, los delegados en los ministerios de Trabajo de la Provincia y de la Nación y otras autoridades locales, provinciales y nacionales. Cabe señalar que en el transcurso de la ceremonia se hizo un minuto de silencio en memoria del sindicalista Leonardo Cataldi, titular en el orden local de Utedyc, quien hace pocos días dejó de existir.

Conceptos del obispo

Antes de bendecir las instalaciones, el obispo diocesano, monseñor Antonio Marino, hizo referencia al acompañamiento que desde León XIII en adelante hicieron los papas, a lo que calificó "justas reivindicaciones de los trabajadores en momentos en que se había caído en un capitalismo salvaje"; "no aportaron soluciones técnicas pero sí una doctrina con principios a partir de los cuales se deben buscar soluciones, crear condiciones de concordia y de solidaridad para entenderse ante el surgimiento de dificultades", señaló. Dijo luego que "necesitamos contar con muchas personas que quieran ayudar a construir una Argentina cada vez más solidaria; a valorar, respetar y tomar como bandera ese gran deseo del pueblo que es contar con líderes sencillos que sepan dialogar, sean honestos y también austeros ya que estamos en un país donde un sector muy importante de la población pasa hambre", expresó. Tras señalar que "deseamos un país que honre el trabajo y el trabajador, con gente que pueda trabajar, estudiar y soñar con un futuro en el que el trabajador pueda ir a cumplir con su tarea sabiendo que el sueldo le va a alcanzar para vivir y construir un proyecto de familia con dignidad, monseñor Marino dijo que "no quiero dejar de agradecer la lucha de los trabajadores de Mar del Plata y de la CGT local; son un ejemplo para el resto del país; podemos decir con orgullo que han evitado caer en los extremos; los felicito, los aliento y los bendigo", afirmó.

Luego del obispo hablaron sucesivamente los delegados en los ministerios de Trabajo de la Nación y de la Provincia de Buenos Aires. Este último (José San Martín) entre otras cosas cuestionó el trabajo no registrado que hay en la ciudad señalando que "en Mar del Plata hay muchísimas cosas por cambiar y lo tenemos que hacer entre todos; hay que reconocer lo que hacen los compañeros de la CGT preocupándose todos los días por los trabajadores de la pesca, por los gastronómicos, por los de Smata, por los empleados de comercio y por los de muchos otros gremios", señaló.

Reconocimiento a dirigentes nacionales

Posteriormente se dirigió a los presentes el titular de la Regional Mar del Plata de la CGT, Pedro Fernández quien, al concluir su exposición, dijo a LA CAPITAL: "Estamos muy felices de poder reinaugurar la casa de la Regional Mar del Plata de la CGT; hace 3 años había algo más de 30 gremios adheridos; hoy hay 75; los compañeros entendieron el mensaje de que tenemos que estar todos juntos trabajando en unidad; hemos tenido la suerte de que los dirigentes a nivel nacional en ningún momento nos bajaron línea para dividirnos; por el contrario, celebran que estemos unidos, cosa que les agradecemos; no tengo dudas de que en poco tiempo más ellos también van a lograrlo ya que los trabajadores merecen que estemos todos juntos para poder luchar por sus derechos; los que integramos la Regional Mar del Plata elegimos estar unidos más allá de que, a nivel nacional, podemos simpatizar más con unos dirigentes que con otros", afirmó. Consultado sobre la realidad laboral de la ciudad sostuvo que "no es la mejor; todavía se sienten los efectos de la crisis del puerto del año pasado; la temporada estival terminó muy temprano y al final las clases no empezaron en la fecha prevista; lamentablemente, en materia de desocupación, nuestra ciudad marcha a la cabeza", dijo. Acerca de las obras hechas en el inmueble que ocupa la central obrera dijo que "con el aporte de todos los gremios, sin asumir compromisos políticos con nadie, no sólo se refaccionó sino que también se ampliaron sus instalaciones; ahora contamos con un salón que tiene capacidad para más de 250 personas".

Pulti elogió a la dirigencia sindical de Mar del Plata

Al hablar durante el acto de reinauguración de la sede de la regional Mar del Plata de la CGT, el intendente municipal, Gustavo Pulti, destacó que "los trabajadores y trabajadoras son los verdaderos motores de la economía de Mar del Plata y Batán, ciudades que componen uno de los polos más importantes de la República Argentina; son la medida de muchas cosas ya que, si ellos y sus familias están bien, quiere decir que estamos en un rumbo verdaderamente humano y profundo de crecimiento; cuando están mal -como ha sucedido en otras épocas- es porque evidentemente no se respetan sus intereses y por lo tanto las orientaciones políticas han sido contrarias al interés nacional", señaló. Dijo luego que "no solamente queremos decirles feliz día sino también expresarles el orgullo de pertenecer a una verdadera capital del trabajo y del esfuerzo como es Mar del Plata, una ciudad grande e importante que puede seguir venciendo obstáculos siempre y cuando tengamos trabajadores inteligentes y una dirigencia con lucidez para plantearse el desarrollo económico y social". Al hacer referencia al secretario de prensa de la CGT, Leonardo Cataldi, quien falleció hace unos días, dijo que "a los amigos los despedimos, pero se quedan en el corazón; un fuerte abrazo a su esposa y a sus hijos".

Por último, el jefe comunal invitó a los dirigentes presentes a reunirse cada año; "debemos tomar esta sana costumbre, que hace 30 años no se llevaba adelante; los trabajadores, industriales, académicos, religiosos y todos los que tenemos el mismo objetivo de concretar el futuro para nuestros hijos, debemos renovarla de esta forma, en paz, plural y democráticamente".-

Comentá la nota