El margen de maniobra de los choferes

El margen de maniobra de los choferes
El secretario general del gremio de los choferes, Manuel Cornejo señaló que los nuevos micros "son muy largos y al cargar tanta gente pueden reducir la velocidad comercial y la frecuencia". También explicó que será "difícil manejarlos".
"Con casi el doble de personas se reducirán la frecuencia y la velocidad de los ómnibus", advirtió ayer el secretario general de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Manuel Cornejo, al poner reparos sobre cómo funcionarán los nuevos micros articulados que se incorporarán al Transporte Urbano de Pasajeros de la ciudad. "Habría que probarlos, ya que estos colectivos no son lo mismo, se ven bastante grandes, tienen 20 metros de largo, semejante a un camión con chasis y acoplado", dijo cuando le preguntaron si había manejado alguna de las unidades que fueron presentadas por la intendenta Mónica Fein.

En diálogo con La Ocho, Cornejo señaló que "habrá que ver en la práctica cómo funcionan, no sé si aporta al sistema, porque Rosario no tiene avenidas largas como para que justifiquen el uso de estos vehículos". El dirigente gremial explicó además que "hay que tener en cuenta que al cargar casi el doble de personas esto reducirá la frecuencia y la velocidad".

El gremialista dijo además que "casualmente el otro día vi cuando sacaban una unidad de la empresa La Mixta y la verdad le costó un poquito. No es lo mismo que las unidades a las que estamos acostumbrados, van a ser más lentas, no olvidemos que carga casi el 100 por 100 más que lo que cargan los vehículos en la actualidad", graficó el dirigente de los choferes.

Consultado sobre el servicio del transporte urbano rosarino en general, señaló que "al servicio hoy le falta frecuencia, es bueno pero le falta, según nuestra óptica", y reveló que "en el año 92 ó 93 se empezó a reducir porque teníamos 800 unidades y hoy no llegan a 700", concluyó.

El domingo, en la presentación de los nuevos colectivos, la intendenta Mónica Fein había dicho que ese era "el inicio de un nuevo sistema que tendremos en Rosario", y agregó que "en 2015 terminan las concesiones del actual sistema y ya empezamos a trabajar para tener uno nuevo y superador al que tenemos".

"Nos estamos preparando para el nuevo sistema de transporte que viene en la ciudad", destacó la intendenta tras observar las nuevas unidades. "Para nosotros es muy importante, es el inicio de un nuevo sistema que tendremos en Rosario" prosiguió y recordó que "en 2015 terminan las concesiones del actual sistema y ya empezamos a trabajar para tener uno nuevo y superador al que tenemos". Además, adelantó que la propuesta es un sistema en el que coexistan líneas troncales y barriales a escala metropolitana. Para ello, la titular del Ejecutivo local adelantó que "vamos a convocar a toda la ciudadanía a discutirlo". Luego, agregó: "Tenemos la posibilidad de diseñar un sistema a la altura de las necesidades de esta ciudad y su región que han ido creciendo, por eso queremos que todos participen para hacerlo aún mas eficiente, mejorar las frecuencias y diseño de líneas y la prestación en general, a partir de medidas como ésta de incorporar las unidades que hoy estamos presentando", puntualizó.

Por su parte, el secretario de Servicios Públicos, Pablo Seghezzo, detalló las características de las unidades: "Estos coches tienen un motor de 220 caballos, 40 asientos, capacidad para 150 personas, y una muy buena amplitud que permiten alojar con comodidad 2 sillas de ruedas, con todas sus correspondientes medidas de seguridad". Y agregó: "Son unidades sostenibles, que cuentan con un motor electrónico que proporciona una mayor economía de combustible, con el sistema Ecas, que incorpora la función de inclinación lateral de la carrocería para facilitar el embarque y el desembarque de los pasajeros y con el piso bajo, que proporciona un confort a los pasajeros debido a los pisos delanteros y central nivelados a una distancia de 370 mm del piso".

Cada colectivo cuenta con un chasis para ómnibus articulado O 500 UA, desarrollado para aplicación urbana, incorporando todas las ventajas de moderna tecnología en la materia. "Es la más moderna y rentable solución para atender la demanda de los pasajeros en los grandes centros urbanos", detalló el funcionario municipal. Estos chasis se equiparon con motor electrónico OM 457 LA, ubicado en la parte trasera del vehículo, lo que trae mayor facilidad en mantenimiento diario, mejor maniobrabilidad con más seguridad y menor riesgo durante la época de lluvias.

Concretamente, cada vehículo articulado posee dos secciones tipo módulos, con dos ejes en la sección delantera y un tercer eje en el sección trasera (remolque). El ómnibus articulado de dos secciones suele poseer una longitud de aproximadamente 18 metros, en comparación con los 10 a 12 metros de un colectivo normal de una unidad.

Hoy por hoy, en días hábiles utilizan el servicio de transporte público unos 500 mil pasajeros. "Con estos nuevos coches, la capacidad por unidad se incrementa un 50 por ciento, lo que redundará en la descongestión de la vía pública", añadió Seghezzo.

Comentá la nota