La CTA marplatense defendió el puesto del delegado de Trabajo

La Central de Trabajadores de Argentina, Regional General Pueyrredon, Balcarce y Mar Chiquita, se solidarizó con José “Pepe” San Martín, quien este miércoles sufrió un intento de intervención en la sede que encabeza. “Es, antes que nada, un representante de la clase trabajadora, un tipo con códigos de lealtad y ha hecho lo que pudo dentro de un Ministerio de Trabajo”, expresaron.
"No al reemplazo de José San Martín”. Con esa frase la CTA local, representada por Pablo Micheli a nivel nacional, defendió el puesto del delegado marplatense del ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires, quien este último miércoles sufrió un intento de intervención en la institución que encabeza.

Con la firma de Ángel D’Amico, secretario general, y Guillermo Albanese, secretario gremial, el documento ahondó en que “tras el velo de una interna política, el Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires intentó intervenir la delegación marplatense y desplazar al actual delegado José San Martín”.

“Al mejor estilo de las peores patronales que no controla a lo largo y lo ancho de la provincia” –agregaron- “la cúpula del Ministerio intentó la maniobra mientras San Martín estaba de vacaciones”.

“La CTA se solidariza junto al resto del movimiento obrero marplatense que ha salido sólidamente a respaldar al actual delegado. Este respaldo no es casual ni caprichoso; porque San Martín es antes que nada un representante de la clase trabajadora, un tipo con códigos de lealtad y ha hecho lo que pudo dentro de un Ministerio de Trabajo cuya lucha por el trabajo en negro y la precariedad laboral es meramente declarativa”, enfatizaron.

“Esta regional lo sabe bien ya que durante el accionar gremial que lleva adelante, hemos sufrido la falta de infraestructura, la falta de inspectores, las órdenes directas desde La Plata desactivando expedientes a favor de empresas, nacionales ó multinacionales, que maltratan a los trabajadores argentinos ó directamente llevándose los expedientes a La Plata sacando las audiencias de conciliación de su lugar de origen y dificultando la defensa y posibilidades de ó los trabajadores y trabajadoras afectados por un conflicto gremial”, anexaron.

Para finalmente expresar que “el ministro de Trabajo Oscar Cuartango se equivoca si este es un intento de dividir, ya que en Mar del Plata los Sindicatos están unidos ajenos a las divisiones de los dirigentes nacionales, por supuesto, situación fomentada desde el gobierno central. Esta Central seguirá bregando por la unidad de la clase trabajadora y defenderá a todos aquellos que pelean por los intereses del movimiento obrero”.

Comentá la nota