San Martín: crece la tensión por reclamo de municipales

San Martín: crece la tensión por reclamo de municipales
Los empleados quemaron gomas y cruzaron acusaciones. Hoy volverán a reunirse.
El conflicto entre municipales y el Ejecutivo por el pedido de un bono navideño tuvo ayer su momento más tenso cuando los trabajadores quemaron cubiertas y cruzaron fuertes acusaciones. Por la tarde, funcionarios municipales y empleados acordaron un cuarto intermedio hasta hoy para avanzar en un acuerdo. Los delegados de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) propusieron que se otorgue al personal una suma fija extra en enero, a cuenta de las negociaciones que se enmarquen en el Convenio Colectivo de Trabajo.

El intendente Juan Carlos Fernández y su gabinete acordaron retomar las charlas con los delegados gremiales hoy por la mañana; mientras, los empleados continúan con el estado de asamblea permanente. Ayer no se prestaban algunos servicios como la recolección de residuos domiciliarios.

Ayer por la mañana, los trabajadores se ubicaron frente al edificio de la Intendencia y quemaron cubiertas, por lo que el jefe comunal les manifestó su negativa a dialogar bajo esas condiciones. Una vez cumplimentado el pedido, los delegados gremiales de ATE se dirigieron al despacho del intendente, quien les reiteró que la comuna no estaba en condiciones de hacer frente al pago de una suma extra para fin de año.

Los trabajadores continuaron manifestándose en la calle, mientras que el titular del Ejecutivo convocó a conferencia de prensa en horas del mediodía y explicó que en marzo pasado “se efectuaron los acuerdos salariales para todo el año, con distintas instancias, ya que sumas fijas fueron incorporándose al básico”. “Volvimos a ratificar el cuadro de situación y la responsabilidad de ser honestos que tenemos ante la comunidad. No podemos prometer lo que no tenemos”, enfatizó.

Agregó que “les aclaramos que el bono navideño es una rémora de los 90, cuando muchos trabajadores en negro necesitaban un dinero más. Hoy no podemos atender el petitorio de una suma extraordinaria de 1.500 pesos que hace el gremio ATE, porque el municipio no cuenta con recursos propios como para hacer frente a esa erogación”.

“Incluso dijimos que teníamos dificultades para afrontar el pago del aguinaldo, que es lo legal e institucionalizado. Por eso estamos haciendo gestiones ante provincia para obtener un adelanto de coparticipación. El trámite está avanzado así que les decimos a los trabajadores que se queden tranquilos que lo van a cobrar en término”, puntualizó.

Fernández expresó que “muchos pueden testimoniar que hemos abordado los conflictos tratando de resolverlos siempre cara a cara. Nos parecen injustas y desmedidas algunas de las acciones que se toman, y no queremos que se genere una escalada difícil de resolver.

Comentá la nota