Masiva manifestación estatal exigió a Jorge recomposición salarial

Los gremios estatales realizaron ayer por la mañana un segundo paro en la provincia, y se movilizaron hasta el Centro Cívico, donde durante media hora desarrollaron un ruidoso reclamo.
Los empleados están exigiendo una recomposición salarial del 35 por ciento, y la solución de los problemas que sufren los diversos sectores.

El reclamo contó con la presencia de alrededor de 1.500 personas. Participaron de la movilización los gremios de la Mesa Intersindical, y también pararon los empleados del municipio capitalino.

Los estatales se reunieron, alrededor de las 10, en la rotonda del Centro Cívico y luego se trasladaron a una de las explanadas de Casa de Gobierno, donde se escuchó la palabra de los representantes gremiales.

Los referentes de los gremios acusaron nuevamente al Gobierno provincial por la "pésima" situación salarial, que originó los diversos reclamos, y señalaron que con el paso de los días, si no existe una respuesta en dos días, las medidas de fuerza se intensificarán. "Ellos siguen haciendo oídos sordos, y nosotros vamos a profundizar los reclamos. No vamos a pagar la crisis los trabajadores. Si no hay una respuesta en 48 horas, el único responsable de las próximas medidas será el gobernador (Oscar) Jorge", afirmó Ceferino Riela, secretario general del gremio de los trabajadores judiciales, ante los presentes. Y agregó: "Ellos (las autoridades provinciales y los legisladores) se aumentan los sueldos, reparten la torta y las migajas terminan siendo para los trabajadores. Es una vergüenza".

Riela, por otro lado, le manifestó a LA ARENA que el acatamiento al paro también fue alto en las dependencias que el Poder Judicial tiene en General Acha, General Pico y Victoria. "El paro se sintió en toda la provincia. Los trabajadores han adquirido una gran importancia y compromiso en la lucha, que no habían tenido en otros momentos. El Gobierno quiso neutralizarnos, pero nos hemos fortalecido", comentó el gremialista.

Por otro lado, denunció públicamente que existieron presiones a los trabajadores de ciertos funcionarios del Poder Judicial, especialmente en la localidad de 25 de Mayo.

El representante de los empleados legislativos (APE), Aldo Bafundo, lanzó además una fuerte amenaza para las autoridades provinciales. "Si no nos llaman al dialogo, se va profundizar la protesta. Que lo tomen como una advertencia, una amenaza o como quieran", señaló.

Punta de lanza.

Durante el acto, Liliana Rechimont, de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), dijo que "no hay que bajar los brazos" en el reclamo, y que "las mujeres somos la punta de lanza de estas luchas porque tenemos doble opresión. Hagamos valer nuestros derechos".

Además, la gremialista pidió un minuto de silencio por el fallecimiento de Carlos Teldín, un trabajador del hospital Evita del barrio Plan 5.000, que sufrió un infarto mientras desempeñaba sus tareas.

Ricardo Araujo, secretario adjunto de ATE, dijo por su parte que "el Gobierno subestimó la protesta de los estatales y se equivocó". Y añadió: "Vieron que Utelpa se retiraba de la negociación, y creyeron que nosotros ya no teníamos capacidad de movilización, y ahora están pagando por eso".

El referente de los trabajadores de Luz y Fuerza, Julio Acosta, fue también duro con el Ejecutivo provincial, al que calificó de "neoliberal", porque "siguen teniendo trabajadores flexibilizados, precarizados, sin convenio y con bajos salarios. La canasta básica está ahora en 2.800 pesos, y a los estatales nos garantizan un salario de 3.400. Necesitamos un cambio".

Reunión con diputados

Carlos Ortellado, titular del Sindicato de Trabajadores de la Salud Pampeana (Sitrasap), anunció ayer que los trabajadores del sector se reunirán hoy con los diputados del bloque oficialista, en una asamblea que se desarrollará en las instalaciones del hospital Lucio Molas de Santa Rosa. "Esto quiere decir que podemos abrir una instancia de dialogo para empezar a encontrar soluciones a la grave crisis que está sufriendo la Salud Pública", dijo el sindicalista. También estarán los diputados opositores. La Mesa Intersindical, en tanto, volverá a reunirse mañana por la tarde para continuar analizando el reclamo salarial.

Otro repudio a González

Los trabajadores de la Salud repudiaron ayer las declaraciones del ministro del área, Mario González, quien el pasado fin de semana afirmó que La Pampa no se iba a adherir al fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que dispuso que el aborto no es punible en casos de violación, independientemente de si la víctima es o no demente. Los empleados estatales señalaron que las declaraciones del funcionario provincial "están muy lejos de una política social en serio, esto implica una cuestión ideológica que va en contra de la sociedad".

La Asamblea del hospital Lucio Molas se pronunció, por su parte, "a favor del cumplimiento integral de los derechos sexuales, y reproductivos garantizados por las leyes vigentes".

Afirmaron, además, que es necesario un protocolo de abortos no punibles, similar a la "Ley Peppino", que fue vetada por el gobernador Oscar Jorge en diciembre de 2007. Los diputados del Frepam están trabajando en un nuevo proyecto que sería similar a aquel proyecto del legislador socialista.

Comentá la nota