Masiva marcha de Barrionuevo y Camioneros por las obras sociales

Masiva marcha de Barrionuevo y Camioneros por las obras sociales
Por Carlos Galván

Se movilizaron hasta la Superintendencia de Salud para reclamarle al Gobierno que cancele una deuda millonaria.

Archienemigos hasta la semana pasada, Hugo Moyano y Luis Barrionuevo dieron ayer la primera muestra de su flamante alianza. Fue en una multitudinaria marcha organizada por el gastronómico para reclamar por la deuda que la administración K tiene con las obras sociales sindicales y a la que se sumó una numerosa columna de Camioneros, con Pablo Moyano a la cabeza. Cuando se encontraron en la protesta, Barrionuevo y Pablo Moyano se dieron un cariñoso abrazo y, sonrientes, hicieron con los dedos la “V” de la victoria.

Abel Frutos, secretario gremial de la CGT opositora, calificó a la movilización como “la antesala” del paro nacional que preparan para la segunda quincena de este mes Moyano, la CTA antikirchnerista y, ahora, la CGT Azul y Blanca de Barrionuevo.

La fecha del paro se anunciaría la próxima semana.

La marcha arrancó a las 16 de la sede de Gastronómicos, en Avenida de Mayo al 900. La columna más importante era la de ese gremio, pero otros sindicatos alineados con Barrionuevo , como Estacioneros, Perfumistas, Seguridad, Vidrio, Viajantes y Maestranza, también movieron bastante gente.

Avanzaron en hasta la Plaza de Mayo. Frente al Cabildo, aguardaba la columna de Camioneros. En la protesta hubo más de 15.000 personas.

Para el saludo entre Barrionuevo y Pablo Moyano, los custodios de uno y otro abrieron espacio a la fuerza. “Tampoco es la reina Victoria, eh”, fue la cortante respuesta de un pelado responsable de la seguridad del gastronómico cuando la gente de Moyano le reclamaba que abrieran más espacio para la entrada del hijo del jefe de la CGT.

El saludo fue afectuoso . Además de abrazarlo, Barrionuevo le dio una paternal cachetada en la nuca a Pablo Moyano. Donde faltó amistad fue entre los custodios de uno y otro: para determinar cuál grupo era más guapo, se la pasaron a los empujones. Fue tanto el despiole que la cabecera de la marcha se pasó de largo de la sede de la Superintendencia de Servicios de Salud , ubicada en Diagonal Norte 530. Cuando alguien les avisó, pararon y corearon durante menos de un minuto “Y ya lo ve, para Cristina que lo mira por TV”.

Y ahí se terminó todo. Sin dar ningún discurso, Barrionuevo se subió a una ambulancia de la obra social de su gremio y se fue. A una cuadra, lo levantó a Pablo Moyano. “Decile a tu viejo que la mejor fecha para el paro es el 20”, le planteó el gastronómico. “Hay poco tiempo”, fue la respuesta del número dos de Camioneros.

La marcha fue para reclamarle al Gobierno que cancele la deuda de “casi 15.000 millones de pesos” que tiene con las obras sociales sindicales y contra la reciente resolución 1.200 de la Superintendencia de Salud. También se reclamó por la actualización del impuesto a las Ganancias. En unos volantes que se repartieron se burlaban de promesas incumplidas por la Presidenta y concluían: “Cristina también miente”.

“Vamos al paro ya no hay vuelta atrás”, dijo Barrionuevo. El panadero Frutos agregó: “La foto entre Barrionuevo y Pablo Moyano molesta al Gobierno. Lo que tenemos que seguir haciendo es cosas que molesten más al Gobierno”.

Algunos dirigentes de la CGT, como el bancario Sergio Palazzo, le propusieron a Moyano que el paro sea recién a principios de diciembre. Frutos dijo a Clarín que “no hay paros exitosos en diciembre. Tiene que ser este mes”.

Comentá la nota