Máxima tensión: duro cruce por los despidos en ApazMadrid

Máxima tensión: duro cruce por los despidos en ApazMadrid
El gremio endureció la postura con acampe y quema de cubiertas en la puerta de la fábrica. Las llamas derritieron una persiana de la planta y generó la reacción de los empresarios. Los vecinos protestan por el humo y reclamaron por sus derechos.
La de este sábado fue una jornada difícil en la esquina de Aeronáutica Argentina y San Francisco donde hasta hace unos días funcionada la empresa metalúrgica ApazMadrid. El cierre generó la reacción del gremio de la UOM y de los ocho empleados despedidos quienes reclaman el pago de las indemnizaciones.

Como plan de lucha se organizó un acampe y quema de cubiertas, acciones que se profundizaron este jueves, a tal punto que el fuego alcanzó las paredes de la fábrica y afectó una de las persianas. El hecho hizo que los empresarios convocaran a un par de medios de comunicación –entre ellos ABChoy- para dar su versión de lo ocurrido y las razones por la cuales cesan en la actividad.

“Situación trágica”. Norma Madrid de Apaz y Marcos Apaz Madrid, responsables de la firma, dialogaron con ABChoy. “Nosotros reconocemos que los empleados tienen derecho a reclamar más allá que en todo momento les dijimos que les vamos a pagar las indemnizaciones, ellos niegan la situación crítica de la empresa. Que está pasando por una situación gravísima, trágica diría, y de la cual no es responsable”, indicó Norma.

“Nosotros reconocemos y lo hemos hecho ante ellos que los empleados no son los únicos responsables de esto, hay toda una situación social y de entorno que llevó a esto. Hay muchísimas cosas para enumerar, pero lo que está pasando ahora, no es un reclamo, es vandalismo”, expresó.

En tal sentido apuntó que “vino una vecina a pedirles que apaguen las gomas porque están generando hasta trastornos de salud en gente que tiene problemas respiratorios. Cuál fue la respuesta, traer gomas más grandes para quemar. Esto ya es resentimiento, ya no lo entiendo”.

Los trabajadores primero. En otro tramo de la charla Norma Madrid de Apaz dijo que “siempre priorizamos la situación de los trabajadores” y que “debimos haber cerrado hace mucho tiempo, pero no lo hacíamos porque queríamos salvar la fábrica y los puestos de trabajo, era el sueño de mi marido que tiene 73 años y por el cual trabajó desde los 17. Hemos hecho lo imposible para salvarla, vendimos nuestra única propiedad para pagarles a ellos (empleados) comprar aluminio y seguir produciendo. Luego un distribuidor nos entrega un auto a cambio de tapas, dónde está metido ese auto, también acá adentro. En ningún momento nos pueden decir que nosotros no les hemos respondido”, remarcó.

“Se nos terminó a nosotros de donde echar mano y mi hijo Alejandro empezó a ayudarnos a pesar de que uno no le da estudio a un hijo para que después se haga cargo de los padres. El tiene su vida y la tiene que vivir, pero él demostró el cariño que nos tiene, ayudando” agregó.

Indemnizaciones. “Nos se les niega las indemnizaciones, ellos lo que niegan es la situación real, que por pagarles a ellos les debíamos a proveedores, dejamos de pagar los aportes, los impuestos. Nosotros en este momento estamos embargados por la AFIP. La situación nuestra es trágica y ellos niegan esto, dicen que es algo orquestado para que nosotros les paguemos el 50% de la indemnización, nosotros vamos a pagar lo que marque la ley en esta situación”, indicó la mujer.

Además aseguró que el día 25 de agosto se estarían haciendo efectivos dichos pagos a los ocho trabajadores despedidos.

Por su parte, Marcos Apaz Madrid, aseguró que “la situación se le está escapando de las manos” al titular de la UOM Carlos Romano, en referencia a la quema de cubiertas que afectó parte del frente de la fábrica. “Yo hablé con Carlos y le dije que el 25 está llegando Alejandro y ahí coordinamos para pagar las indemnizaciones, que ya es innecesario semejante quema de cubiertas. Él (Romano) los está tratando de frenar y no le dan pelota”.

“Hoy íbamos a dejar plasmado en un acta que mi hermano viene el 25 y se pagan las indemnizaciones pero a la mujer del Ministerio de Trabajo no la pudimos ubicar porque siempre le dio el teléfono apagado, Romano lo sabe. Yo ya les expuse la solución sobre la mesa y la joda sigue, ya no se que pensar”, expresó.

El cierre. Marcos Apaz Madrid habló también sobre las razones que llevaron a la empresa a la quiebra. El empresario sostuvo que el principal problema radicó en la falta de competividad de nuestro país en comparación con otros competidores con mercados como el chino. “Ellos hablan de una mala administración, pero hace tiempo que les veníamos diciendo que esto iba a suceder. Nosotros somos una Pyme, dependemos de nuestra producción, si nosotros no entregamos, no cobramos, por lógica no podemos pagar”, explicó. “La cantidad de feriados que hay nos parte al medio, una de las máquinas que es vital para la fábrica se rompió y estuvimos tres meses para conseguir el repuesto, tuvimos que tercerizar para conservar los clientes, pero no ganamos un peso. Nos empezamos a atrasar y ahora ya no hay de donde sacar plata”, añadió.

Además apuntó que “nosotros trabajamos para afuera, el mercado local está abarrotado. Una tapa de cilindros hace dos años atrás costaba 1200 pesos, hoy a esa misma tapa la estamos vendiendo a 950, saquen cuentas con todo lo que aumentó el costo de producción. Y competimos directamente con China que no está haciendo pedazos con sus precios”, cerró.

Vecinos molestos. Varios residentes de las inmediaciones de la fábrica se acercaron al móvil de ABChoy para exteriorizar la bronca de la barriada por la quema de cubiertas, que según ellos causa trastornos de salud a grande y chicos con problemas respiratorios, estropea las viviendas y daña la economía de los negocios de la cuadra que ven mermada la afluencia de clientes por la situación.

Lucas, propietario de la pollería que está enfrente a la fábrica, le dijo a Portal que “estamos muy preocupados con lo que está pasando, entendemos el reclamo de los trabajadores, pero sus derechos terminan cuando empiezan los nuestros. No puede ser que no esté entrando gente al negocio porque me están quemando gomas en la puerta, o que haya nenes con bronquiolitis complicados por el hollín. Esperemos que alguien tome cartas en el asunto para que esto se solucione”, expresó.

El contacto del comerciante con periodistas desencadenó la reacción de los manifestantes. Algunos de ellos ingresaron al comercio y se generó una tensa discusión hasta que intervino el propio Carlos Romano quien terminó retirando a los trabajadores del local.

Comentá la nota