El mayor costo del boleto educativo, clave en la paritaria del transporte

La Provincia destina al año unos 120 millones de pesos para cubrir el valor del pasaje a quienes estudian o trabajan en instituciones educativas. El ajuste de tarifas que piden las empresas impactará de lleno

Desde que el año pasado el Gobierno de la provincia decidió poner en marcha el Boleto Educativo Gratuito, por el que los estudiantes, docentes y trabajadores de instituciones educativas no pagan por viajar en colectivo, cada negociación salarial del sindicato de Aoita y pedido de incremento en los pasajes por parte de las empresas tiene como consecuencia directa un mayor costo del programa que se convirtió en uno de los pilares de la gestión del gobernador José Manuel de la Sota.

Por eso, por estas horas, el Ministerio de Transporte que conduce Héctor Paglia -y que volvería a convertirse en Secretaría bajo la órbita del ministro de Obras y Servicios Públicos, Hugo Testa- intenta armar una ecuación que cierre en los tres frentes: para que las empresas tengan una recomposición en el valor de los boletos dentro de sus expectativas, que ese mayor ingreso les permita afrontar el reclamo salarial del gremio de Aoita, y que no signifique un crecimiento desproporcionado del costo del programa educativo para la Provincia. Todo teniendo como límite un incremento que no impacte tampoco de manera desproporcionada en el bolsillo de los usuarios. Una ingeniería nada menor.

Pero además, comienza a jugar el tiempo, porque la negociación salarial, que disparó toda la discusión, se encuentra en período de conciliación obligatoria dispuesto por el Ministerio de Trabajo de la Nación. El período de prórroga vencerá el próximo lunes, por lo que queda una semana desde hoy para encontrar la solución.

Los números no son menores. Actualmente la Provincia destina unos 120 millones de pesos al año para cubrir el costo del Boleto Educativo Gratuito y las empresas de transporte que integran las cámaras Fetap y Asetac tiraron sobre la mesa un pedido de aumento de los pasajes del 40%. Si ese reclamo fuese tenido en cuenta por la Provincia, el costo del programa treparía hasta los 168 millones de pesos en 2014.

Las cifras

Actualmente se destina unos 100 millones de pesos para cubrir el servicio de las urbanas de Capital más las interurbanas. El resto del dinero se destina a las empresas urbanas del interior, entre las que está Río Cuarto.

Sin embargo, es poco probable que la Provincia admita todo el incremento pedido por las empresas. La justificación del 40% se realizó especialmente en dos puntos por parte de Fetap y Asetac: que la suba de los costos y el pedido del gremio desbalancearon la ecuación empresaria y que en 2012 no hubo recomposición tarifaria y ahora se están advirtiendo las consecuencias.

El sindicato de Aoita pidió un 28 por ciento de aumento en los salarios y los viáticos, además de duplicar el porcentaje por antigüedad que actualmente es del 1% y se busca llevarlo al 2%. Este no es un punto menor. Las empresas advirtieron que si ceden en ese punto implicará un costo laboral extra del 15% porque el promedio de antigüedad en las empresas ronda los 15 años. Por último, Aoita pidió también una participación en las utilidades por el servicio de encomiendas. Las empresas ya rechazaron ese punto y aseguran que eso ya lo perciben dentro del salario.

Lo cierto es que en las próximas horas los números de la ecuación deberán encajar para evitar que el gremio vuelva a la carga con medidas de fuerza. Aoita ya advirtió hace dos semanas, cuando Trabajo lanzó la conciliación, que estaba dispuesto a avanzar con paros en el sistema de transporte. Por eso, el fin de la prórroga de la conciliación obligatoria opera ya como un factor de presión.

Comentá la nota