La mayoría de los misioneros fue a trabajar a pesar del paro

La mayoría de los misioneros fue a trabajar a pesar del paro

La medida de fuerza convocada por gremios opositores al gobierno nacional estuvo lejos de ser general en la provincia: los bancos permanecieron cerrados, las estaciones de servicio pararon solo a la mañana y fue dispar la adhesión de los docentes. 

 El transporte público funcionó normalmente, salvo por la reducción de algunos servicios urbanos en Posadas. Todos los demás servicios se prestaron con normalidad.

El paro general convocado por las centrales obreras opositoras se sintió en Misiones solo en actividades muy puntuales. Lo más notorio durante la mañana fue el cierre de los bancos, que se tradujo en una merma considerable en el movimiento habitual de personas y vehículos en las principales ciudades de la provincia y una interrupción en el despacho de combustibles que se extendió hasta primera hora de la tarde. La adhesión de los docentes fue dispar, aunque en la mayoría de las escuelas hubo muy poco movimiento por ausencia de alumnos. El transporte público, tanto de corta como de media distancia, se prestó con normalidad salvo por la disminución de algunos servicios en líneas urbanas de Posadas, pero en el transporte de cargas la adhesión fue total.

En Posadas el panorama fue similar al de un día normal, salvo por la reducción de movimiento asociada al cierre de los bancos, los comercios abrieron con normalidad y no hubo ninguna restricción en la recolección de residuos.

En escuelas hubo muy poca actividad, en algunos casos porque no fueron los docentes, en otros porque los que faltaron fueron los alumnos. En la Comercio 18, por ejemplo, casi todos los docentes concurrieron a dar sus clases, pero los alumnos los dejaron prácticamente solos están solos, lo propio ocurrió en el Martín de Moussy, aunque allí si hubo un acatamiento mayor a la medida de fuerza  por parte de los docentes, en la Normal Mixta “Estados Unidos del Brasil” no hubo clases y solo se desarrollaron las Olimpiadas de Matemáticas, mientras que en la Comercio N°6, los directivos indicaron que 70 por ciento de los docentes adhirieron. En las escuelas de gestión privada la medida prácticamente no se sintió.

Oberá casi normal

En la capital del trabajo, al igual que en Posadas, el gremio que prestó mayor adhesión al paro fue el bancario, el Nación y Macro, que son los que  concentran la mayoría de los clientes, permanecieron cerrados durante toda la jornada, lo que a provocó una merma de la circulación de personas circulando por el centro de la ciudad.

Los comercios funcionaron normalmente, al igual que el transporte público, que no sufrió demoras ni inconvenientes. Los mismo ocurrió en la terminal de ómnibus, donde la llegada y salida de colectivos de media distancia no tuvo grandes alteraciones, salvo en servicios puntuales.

Eldorado

Los docentes de la mayoría de las escuelas de la Capital del Trabajo se adhirieron al paro este jueves, la única escuela que trabajó normalmente fue el Instituto Hindenburg. Los bancos Nación, Macro y Galicia no atendieron al público y en el peaje de Colonia Victoria los trabajadores también adoptaron la medida de fuerza y levantaron las barreras. En tanto que el hospital Samic trabajó solo con servicio de emergencia.

Por lo demás el paro no se sintió, ya que las estaciones de servicio trabajaron normalmente, al igual que los colectivos urbanos y la recolección de residuos.

Comentá la nota